Montilla pide que se descarte declarar la independencia para evitar "grandes sufrimientos"

|

Montilla

José Montilla quiere que se descarte declarar la independencia.


El expresidente socialista de la Generalitat José Montilla ha pedido al actual presidente, Carles Puigdemont, que descarte declarar la independencia este martes, para evitar la "etapa de grandes sufrimientos" que augura con una decisión así.


Lo ha hecho en una declaración poco antes de que Puigdemont comparezca en el pleno, con la incógnita de si declarará la independencia, un paso que, según Montilla, pondría en riesgo a las instituciones catalanas y ahondaría la fractura social y la "fuga empresarial".


Por eso, ha instado a Puigdemont tener coraje y "sentido de país" para dirigirse a los catalanes con franqueza y decirles que una declaración de independencia supone un camino sin salida que solo aportaría resultados negativos.


Montilla considera que "ha habido demasiados silencios y demasiada ambigüedad por parte de la clase dirigente de este país" en relación al proceso independentista, y que no se ha dicho suficientemente claro el riesgo que entraña.


"Los propios impulsores del Brexit, que difundieron informaciones inexactas o falsas sobre el impacto económico y social de esa decisión, reconocieron posteriormente que habían exagerado o, simplemente, mentido", alerta Montilla, y afirma que muchos dirigentes británicos que entonces optaron por el silencio se arrepienten de no haber hablado claramente.



Y añade que el riesgo en Catalunya es ya evidente: "Las advertencias sobre la fractura social y la ruptura de la convivencia no son 'el discurso del miedo'. Constatar la gravedad de la fuga empresarial no es el 'discurso del miedo'. Alertar sobre la pérdida de oportunidades económicas para nuestra sociedad no es el 'discurso del miedo".


Subraya que hay empresas que están saliendo de Catalunya porque no encuentran estabilidad ni certeza, y acusa de irresponsables a quienes menosprecien este fenómeno.


UN SOLO PUEBLO


También hace referencia a la sociedad catalana, y afirma que considerarla "un solo pueblo, con toda su diversidad de procedencias y de opiniones, ha sido, para el catalanismo, un objetivo alcanzado hasta ahora".


"Pero hoy esto se está rompiendo. La división se expresa en todos los ámbitos de la sociedad, en las familias, en el mundo deportivo, en la vida cultural,... y puede aumentar si no somos capaces de cambiar el rumbo", defiende que expresar estas ideas no supone propagar un discurso del miedo, sino que se trata de ser responsable.


Montilla apuesta por abandonar la unilateralidad cuanto antes y propone que la Generalitat y el Gobierno central "hagan esfuerzos reales, no retóricos, de disminución de la tensión a partir de un compromiso explícito y urgente de no adoptar nuevas decisiones que lleven al desastre".


Nadie puede ignorar -añade- que se está produciendo una creciente desafección de muchos ciudadanos de Catalunya que no consideran las actuales instituciones de autogobierno como suyas, y que son muchos los catalanes no independentistas que piden cambios y reformas.


El Govern, el Parlament y Puigdemont "no pueden ignorar las voces que piden evitar una nueva huida hacia adelante haciendo una declaración de independencia, tenga ésta la forma que tenga, ya que solamente serviría para dificultar aún más un acuerdo".


Reivindica respetar el marco legal y de reconocer, al mismo tiempo, que existen problemas reales que requieren una solución política: "La ruptura de la ley es inaceptable. El inmovilismo, también".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH