Tres muertos por un brote de legionela en Llinars del Vallés

|

Seis respuestas sobre la legionela que deberías conocer

Por el momento hay cinco afectados. 


La muerte de una persona afectada por legionela en Llinars del Vallès (Barcelona) ha elevado a tres los fallecidos por este brote, que se dio a conocer este martes 31 de octubre.


Así, se ha notificado la afectación de un total de siete personas, cuatro ingresadas y una en la UCI,  según la Agencia de Salud Pública de Cataluña (Aspcat). 


Los siete afectados --entre los que hay los tres muertos-- son cuatro hombres y tres mujeres de entre 48 y 94 años.

Todos vivían o habían estado en el municipio durante el periodo de incubación --de 14 días-- y tienen patología de base o factores de riesgo, ha explicado la Conselleria de Salud de la Generalitat. 


Tanto la investigación ambiental como la epidemiológica se iniciaron el mismo día de la notificación de los enfermos, para delimitar donde se han podido contagiar los enfermos.


También se están inspeccionando las instalaciones de riesgo, como las torres de refrigeración de agua, y recogiendo muestras de agua de éstas para ser analizada.


Así, se ha ordenado limpiar y desinfectar los circuitos implicados en la investigación a la espera de tener resultados analíticos que orienten sobre el origen del brote.


Paralelamente, el Ayuntamiento de Llinars del Vallès ha dejado sin actividad elementos que facilitan el aspersión de agua, como fuentes ornamentales, riegos y vehículos de limpieza viaria.


No se descarta que pueda haber más afectados en los próximos días, puesto que el período de incubación de la enfermedad puede ser de hasta catorce días.


Desde el ASPCAT se continúa con la investigación del brote y se han reforzado tanto las actividades de vigilancia epidemiológica cómo de investigación ambiental. 


RIESGO DE CONTAGIO


La legionela se contagia por inhalación de agua pulverizada o aerosoles, y no se transmite de una persona a otra.


Así, las personas que tienen más riesgo son las fumadoras, las que sufren enfermedades crónicas que afecten al sistema inmunitario, y las de edad avanzada.


Se puede beber sin peligro agua de abasto público, tanto de domicilios particulares como de fuentes públicas y también se puede usar el agua de abasto público para la higiene personal y para cocinar.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH