Puigdemont y los cuatro exconsellers, en libertad con obligación de permanecer en Bélgica

|

Consellers bruselas

El president y los consellers cesados en Bruselas


El juez deja en libertad a Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers con obligación de permanecer en Bélgica hasta que se resuelva la orden de detención.


Hasta que se resuelva la orden europea de detención, deberán comparecer ante el tribunal cuando sean llamados.


Lo ha dicho en directo en una entrevista de La Sexta el abogado de los consellers cesados Meritxell Serret y Toni Comín, Gonzalo Boye, al recibir la noticia por mensaje móvil.


Fuentes de Fiscalía han dicho en Bruselas que la decisión ya ha sido comunicada a los detenidos, aunque sin anunciarla todavía Fiscalía.


Han declarado durante unas cinco horas, después de haber sido arrestados a primera hora del domingo al entregarse a la Policía Federal belga.


Se habían entregado voluntariamente a la Policía federal belga a las 9.17 y a continuación fueron privados de libertad, para ser interrogados y para que el juez de instrucción decidiera siguientes pasos.


EN LA LENGUA DE FLANDES


Los cinco finalizaron su declaración poco después de las 20:40 horas de este domingo. Todos ellos han decidido prestar declaración ante un juez de instrucción neerlandófono, según ha avanzado el portavoz de la Fiscalía belga en Bruselas.

Puigdemont, Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí tenían la posibilidad de “elegir entre el francés y el neerlandés” para el procedimiento. Todos ellos se han decantado por la lengua de Flandes, a pesar que ninguno de ellos habla esta lengua y sí el francés. Así pues, el procedimiento requerirá un traductor neerlandés-español que asista a los acusados.


La primera decisión del magistrado sobre la demanda de detención y entrega cursada por la Justicia española debe ser tomada antes de las 9:17 horas de mañana lunes, 24 horas después de que Puigdemont y el resto del equipo del Govern que permanece en Bélgica se entregaran en la comisaría federal de Bruselas. Esta entrega se pactó este sábado por la tarde con la Policía belga.


La Fiscalía de Bruselas había ordenado a la Policía detener al expresidente de la Generalitat y sus exconsejeros antes de designar a un juez de instrucción que les tome declaración para decidir sobre las euroórdenes.


El abogado de Puigdemont en Bélgica ha llegado a la sede de la Fiscalía belga, pasadas las 13.30 horas.

Paul Bekaert es el abogado que eligió Puigdemont al llegar a Bruselas y también es asesor legal de los cuatro exconsellers que le acompañan: Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí.


'CUSTODIA POLICIAL'


Puigdemont y los cuatro ex consejeros se han presentado voluntariamente ante la sede de la Policía federal en Bruselas y han sido "privados de libertad a las 09:17 horas", según ha informado en una rueda de prensa el portavoz de la Fiscalía de Bruselas, Gilles Dejemeppe.


"Hemos tenido contactos regulares con los abogados de las cinco personas y se acordó una cita esta mañana en la comisaría de la Policía federal a la calle Royal. Han llegado los cinco acompañados por sus abogados y se los ha notificado que eran privados de libertad y (el contenido) de la orden europea", ha explicado Dejemeppe.


La ley belga establece que el juez de instrucción tiene que decidir en un plazo de 24 horas a partir de su arresto sobre los pasos a seguir, esto es, si acepta tramitar la euroorden y si los acusados tienen que continuar en la prisión o son puestos en libertad bajo condiciones, lo cual implica que será "el lunes a las 09:17 horas a más tardar".


Puigdemont y los cuatro ex consejeros que le acompañana --Meritxell Serret, Toni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí_ han sido trasladados a la sede de la Fiscalía, donde esperan al hecho que un juez sea designado y presten declaración ante él "a lo largo de la tarde".


Portavoz fiscalia bruselas

PRIVADAS DE LIBERTAD 


La Fiscalía de Bruselas había informado de que Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan serían detenidos en las próximas horas y llevados ante un juez de instrucción que decidirá sobre la tramitación de las órdenes europeas de detención y entrega dictadas por la Audiencia Nacional.


"Para que un juez sea mandatado las personas buscadas deben ser privadas de libertad primero", ha explicado el portavoz de la Fiscalía bruselense y magistrado Gilles Dejemeppe, que explica que hasta que no sean detenidas no se establecerá la jurisdicción de la causa y por tanto no se puede asignar juez.


El magistrado también ha recalcado que este arresto les "dará derechos" como por ejemplo poder consultar las euroórdenes emitidas por la juez Carmen Lamela y a las que, hasta ahora, no han podido acceder los afectados ni sus abogados.


La Fiscalía federal transfirió las órdenes europeas a la Fiscalía local a última hora del sábado tras constatar que es "muy probable" que las cinco personas buscadas se encuentren en Bruselas, ya que además de a Puigdemont, las OEDE afectan a los exconsellers Meritxell Serret, Antoni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsatí.


El juez que instruirá el caso será designado en un máximo de 24 horas desde la detención de las cinco personas que reclaman las autoridades judiciales españolas y, a partir de ahí, éste tendrá otras 24 horas para decidir si la petición se ajusta a derecho.


También decidirá si Puigdemont y los otros cuatro miembros del exGovern deben "permanecer en prisión o puestos en libertad bajo condiciones" que impidan su huida, como la retirada de pasaporte o la vigilancia electrónica.


El tercer elemento sobre el que debe dirimir el juez de instrucción es si hay alguna "causa de rechazo" para denegar la euroorden, como por ejemplo que los buscados fueran menores de edad o que haya riesgo para los Derechos Fundamentales.


Si el juez concluye que las euroórdenes son ejecutables trasladará entonces el caso a la Cámara del Consejo (Tribunal de primera instancia) para que decida en un plazo de 15 días si se lleva a cabo o no la entrega de los cinco reclamados por las autoridades españolas.


Las partes podrán recurrir la decisión primero ante la Corte de Apelación, que tendrá también 15 días para pronunciarse, y, en última instancia, ante la Corte de Casación, que cuenta con el mismo plazo para tomar la decisión definitiva.


La euroorden establece un plazo máximo de 60 días para resolver los procesos de extradición entre dos Estados miembros, un periodo que podría ser ampliado otros 30 días, hasta los 90, en casos excepcionales.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH