La huelga de los piquetes

Manuel Fernando González

Huelga 8n


La huelga política pero "legal" a la que se ha visto abocada Catalunya con la "ayuda" de los Magistrados de los Social del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya solo ha tenido un claro vencedor: la intimidante figura de los piquetes.


La mayoría de los catalanes que hemos intentado llegar a tiempo a nuestros trabajos, o llevar una mercancía a nuestros clientes o, tal vez, viajar a cerrar una venta en Madrid o Zaragoza lo hemos tenido difícil.


Grupos organizados de ‘batasunos’ urbanos han parado autopistas, invadido vías de cercanías y AVE, mientras que los hijos de la ANC y Òmnium se iban moviendo de la plaza del Palau de la Generalitat hasta la Catedral, para dar la sensación de multitud, mostrando tras los periodistas que conectaban en directo para sus respectivas televisiones el conocido lema "libertad para los presos politicos".


La habilidad y profesionalidad en cómo se colaban en los planos de las cadenas cuando emitían en directo demuestra que estos "espontáneos" están bien entrenados y que se saben el guión a las mil maravillas.Y como quiera que a los mossos el Gobierno del Estado no le ha dado órdenes de poner orden de ningún tipo -por aquello de no regalar imágenes de represión gratuitas- los citados piquetes han podido cumplir con "su pacífica" intimidación con total impunidad.


Han sido los grandes triunfadores de la jornada, que si persiste en el tiempo, acabará arruinando la economía de los catalanes en muy poco tiempo, para mayor gozo de "los señoritos del procés", que son los que han montado este jolgorio urbano.


Los jodidos de la huelga patriótica hemos sido, como siempre, los currantes que, además de llevarnos los epítetos de esquiroles y malos catalanes, hemos acumulado cabreo durante todo el día a la espera de que como paso el 23F, la autoridad competente apareciera en cualquier momento.


Como todos ya sabemos, por esa triste experiencia histórica ya pasada, esa Autoridad como en la obra de Samuel Becket nunca apareció. Y es que el Teatro del Absurdo es ya como la vida misma y más en los tiempos que nos ha tocado, más que vivir, tener que padecer.


Solo a media tarde, en las redacciones de los diarios digitales, llegaba la noticia de que el Constitucional anulaba la DUI y denunciaba de nuevo a la Presidenta Carmen Forcadell en un nuevo "ataque de lucidez jurídica". Ante semejante capacidad de síntesis y velocidad institucional, uno no sabe si tomárselo en serio o echarse a llorar en medio del enésimo "atasco de país" para volver a casa.


Me dicen ahora mismo que el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, -que llevaba ya casi ocho meses en la cárcel de Soto del Real -acaba de salir del trullo, tras pagar los cuatrocientos mil euros de nada de la fianza que le ha impuesto el Juez. Me imagino que es el prólogo a lo que en unas horas vamos a ver en el Supremo.


Este es un país en el que solo lo pasamos mal los españoles de a pie, especialmente los constitucionalistas, que además de pagar más impuestos que los ricos, no dejan de pegarnos patadas en los mismísimos, y encima no podemos quejarnos.


Por cierto, acabo de recibir un correo de un pacoemiliofbeneitez@gmail.com que hace referencia al anterior artículo que les escribí en esta sección titulado El clan de Los Gordos’, en el que -quizás recuerden- citaba a este clan de etnia gitana que está encerrado también en Soto del Real y que tiene amargado "musicalmente" a uno de los Jordis independentistas. El texto desmiente mi información de la siguiente guisa.


"Qué curioso, soy de ‘Los Gordos’, estoy preso en Soto del Real y no había escuchado nada de eso".

Queda dicho y publicado el correo, porque el derecho de réplica, en este diario, forma parte esencial de nuestro vocación de periodistas. No obstante, me admiro de que los presos ahora puedan enviar correos electrónicos desde la cárcel y que nuestros artículos lleguen hasta esa audiencia tan selecta.


Y es que, Matrix no es una ficción cinematográfica como habíamos creído hasta ahora sino la pura y dura realidad que nos rodea .Y mañana más.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH