Borrell defiende que sería bueno que los candidatos al 21D no estuviesen en prisión

|

Josepborrell

Borrell defiende la decisión judicial sin presiones. 


El exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha considerado que "políticamente, sería bueno que las personas que van a ser candidatas en las elecciones de Catalunya no estuvieran en prisión preventiva".


Así, sostiene que no podrían ejercer bien su función de candidato y que supondría un "plus emocional a su favor". 


El socialista ha puntualizado que "los jueces deben poder decidir sin presiones y hay que respetar sus decisiones". 


Borrell se ha alegrado de que Carme Forcadell sostuviera que la declaración de la república fue "pura retórica simbólica" y aceptase actuar dentro del "orden constitucional", permitiendo al juez del Tribunal Supremo dictar una prisión bajo fianza y no incondicional. 


CONTRA LAS CUERDAS


A este respecto, ha recordado que Forcadell había instado en muchas ocasiones "a provocar al Estado y a empujarlo contra las cuerdas para obligarle a reaccionar", pero "parece que quien finalmente está contra las cuerdas es ella". 


Así, ha añadido que "el independentismo ha creído que todo estaba permitido y cuando el estado de derecho reacciona se lo toman como una agresión".


"Es posible y necesario que en Catalunya exista un gobierno no independentista", ha manifestado Borrell.


El socialista también ha recordado que la mayoría parlamentaria no siempre coincide con la mayoría social debido al sistema electoral establecido. 


"Hay que obtener la mayoría en el Parlamento y eso significa que tiene que haber una participación muy alta. Si pasamos de una participación del 80 por ciento, el resultado permitiría que no hubiera un gobierno independentista", ha considerado.


En este sentido, ha añadido que "todos los catalanes, incluyendo los abstencionistas de siempre, debemos participar en la decisión de nuestro futuro. Seguramente, no habríamos llegado donde estamos si la participación en las elecciones autonómicas catalanas hubiera sido la misma que en las generales".


MICRODIVISIÓN


El exministro ha mostrado "su gran preocupación por la microdivisión en el seno de las familias, de los grupos de amigos, entre los vecinos de la misma escalera."


"Yo he perdido muchos amigos con esta historia", ha reconocido Borrell, quien ha considerado que la "tensión emocional" ha alcanzado unos límites lamentables, al ser un tema del que no se puede hablar de manera racional. 


Borrell ha afirmado que si viviera en Catalunya "y viera todos los días TV3, probablemente también sería nacionalista", ha reconocido.


Borrell ha asegurado que "el problema de Catalunya es un problema entre catalanes, porque la sociedad catalana está dividida en dos; es un problema en la relación con el resto de España; y es un problema de filosofía política de reconstrucción europea".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH