El PSC pierde cinco alcaldías y sale de doce gobiernos municipales por el 155

|

Colau collboni bosch 1

La ruptura más sonada ha sido la de Barcelona. 


La aplicación del artículo 155 de la Constitución en Catalunya ha tenido un coste alto para el PSC, que intentó hasta el último minuto frenarlo si el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocaba elecciones autonómicas.


El apoyo que el PSOE prestó al Gobierno para intervenir la autonomía catalana, cesar al Govern y convocar elecciones ha provocado que los socialistas catalanes hayan perdido cinco alcaldías y salido al menos de una docena de gobiernos municipales.


Entre ellos el de Barcelona, donde apoyaban a la alcaldesa Ada Colau, de Barcelona en Comú.


El alcalde de Terrasa (Barcelona), Jordi Ballart, fue el primer regidor que dimitió y se dio de baja del partido el pasado 2 de noviembre. 


Explicó que su partido hacía tiempo que le había dejado de representar al decidir apoyar a Rajoy y al PP en la crisis territorial. Un día después, cinco concejales socialistas abandonaron el Gobierno municipal.


En otro municipio de Barcelona, Castellar del Vallès, se produjo una situación similar. El alcalde, Ignasi Giménez, suspendió su militancia en el PSC, pero, a diferencia de Ballart, no cesó en el cargo. Sí emuló a Ballart el regidor de Blanes, Miquel Lupiáñez, que abandonó el PSC y la alcaldía.


DANTE PÉREZ, FICHADO POR EL PP


El caso más sorprendente fue el protagonizado por el alcalde de Gimenells i Pla de la Font (Lleida), Dante Pérez, que ha fichado por el PP e irá de número 2 en la lista 'popular' al Parlament por la provincia de Lleida. 


El motivo esgrimido por Pérez ha sido la alianza del PSC con representantes de la extinta Unió (centro derecha nacionalista), entre quienes se encuentra Ramón Espadaler, exconseller con Artur Mas.


En Sant Hipòlit de Voltegrà (Barcelona), el alcalde socialista, Xavier Vilamala, ha sido desalojado por una moción de censura presentada por los independentistas, que han elegido como nuevo regidor a un candidato de Som Voltegrà (vinculados a ERC).


RUPTURA CON PDeCAT y ERC


Al margen de las alcaldías, el PSC se ha visto fuera de al menos nueve gobiernos municipales (Barcelona incluida) después de que PDeCat y ERC hayan roto los pactos que mantenían con la formación que lidera Miquel Iceta. 


Sólo en el caso de Girona, la ruptura se produjo de común acuerdo entre el PSC y el PDeCat.


En cambio, en San Martí Sarroca el PSC abandonó el ejecutivo motu propio, en protesta por la huida hacia adelante del independentismo.


Los socialistas se han visto fuera del Gobierno municipal también en Arenys de Munt; Molins de Rei; Manlleu; San Cugat del Vallès; Alella (todos ellos en la provincia de Barcelona), así como en Balaguer (Lleida), Olot (Girona) y San Carles de la Rápita (Tarragona).


Antes de la aplicación del 155, los socialistas ya fueron expulsados del Gobierno municipal en Tárrega (Lleida), Argentona (Barcelona), y se fueron voluntariamente de Vacarisses (Barcelona), dejando a ERC en minoría.


En otras localidades es el PSC el que se ha quedado en minoría tras perder el apoyo que le prestaban las formaciones independentistas


Es el caso de Mataró, uno de los municipios más poblados de Catalunya, donde el PDeCat rompió el pacto de gobierno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH