Más de 8.000 personas han recibido un trasplante de corazón en España desde 1984

|

TrasplanteDe los que 427 eran niños. 


Desde 1984, año en el que se realizó el primer trasplante cardiaco funcionante en nuestro país, hasta la fecha, más de 8.000 personas se han beneficiado de este tipo de terapéutica. De ellos, 427 eran niños.


Según los datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), el cardiaco alcanzó su máximo histórico en el año 2000, con un total de 353 intervenciones.


El número de trasplantes en la actualidad está estabilizado en 250-300 procedimientos anuales. En 2016 se realizaron 281 trasplantes cardiacos, 20 de ellos pediátricos.


Los datos de la ONT también revelan que, durante 2016, España recibió 4 corazones de Europa que fueron trasplantados en nuestro país. A su vez, 3 corazones donados en España fueron trasplantados en el extranjero.


Por otro lado, el 50% de los pacientes trasplantados cardiacos en 2016 recibieron el injerto en los 78 primeros días de estancia en lista de espera.


En cuanto a la lista de espera, 152 pacientes esperaban un trasplante cardiaco a 31 de diciembre de 2016. De ellos, 5 eran niños.


RESULTADOS


El seguimiento de todos los trasplantes cardiacos realizados en España figura en el Registro Nacional de Trasplante Cardiaco de la SEC. 


De los 7.869 trasplantes realizados hasta fines de 2016, la mayoría se realizaron por primera vez en el paciente, mientras que casi 200 fueron retrasplantes, y unos 160 fueron trasplantes combinados de corazón con riñón, hígado o pulmones.


La edad media de los pacientes en la intervención era de 49,5 años, y 3 de cada 4 eran varones.


Las cifras de supervivencia tras un trasplante cardiaco han ido mejorando con la experiencia y son, en la actualidad, del 80% al año y 70% a los 5 años del trasplante. 


Hoy en día, más de 500 pacientes españoles han vivido 20 años o más tras haber recibido un corazón.


Estos pacientes requieren de por vida recibir medicación contra el rechazo, a pesar de lo cual mantienen una excelente calidad de vida.


En muchos casos se reincorporan a la actividad laboral, social y de ocio (incluyendo la práctica de deporte) que tenían antes del trasplante.


Entre los problemas que limitan la vida de los trasplantados, figuran las complicaciones de la intervención, el rechazo del órgano, las infecciones y los tumores, tal y como señala Javier Segovia Cubero, presidente de la sección de Insuficiencia Cardiaca de la SEC.


Como alternativa al trasplante, en la última década se están utilizando sistemas artificiales de bombeo de sangre llamados asistencias ventriculares, que se implantan mediante intervención quirúrgica y permiten sustituir la función del corazón en pacientes que no pueden recibir un trasplante a tiempo.


POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS


El ranking de trasplantes cardiacos hasta el 31 de diciembre de 2016 por Comunidades Autónomas lo lidera Madrid, con un total de 2.236 (muchos de ellos realizados en pacientes de otras comunidades autónomas sin programa de trasplante). 

Le sigue Catalunya con 1.319 y Andalucía con 1.078.


Por hospitales, el ranking en números absolutos lo lideran Puerta de Hierro-Majadahonda en Madrid, con 875 a 31 de diciembre de 2016, La Fe de Valencia, con 802, el CHUAC de A Coruña con 755, el Gregorio Marañón de Madrid con 728 y el Marqués de Valdecilla de Santander, con 660. 


PRIMER TRASPLANTE


En la historia de los trasplantes, el médico sudafricano Christian Barnard es una persona clave, al protagonizar el 3 de diciembre de 1967 lo que entonces se consideró ‘una odisea’ científica: logró trasplantar con éxito el primer corazón a un paciente de 53 años, con una insuficiencia cardiaca terminal asociada a una diabetes.


El paciente, que falleció por una neumonía, sobrevivió 18 días a la intervención. 


Barnard acometió el primer trasplante cardiaco realizado a un ser humano, gracias a la técnica que había aprendido en Estados Unidos con el profesor Norman Shumway, del Hospital Stanford Lane de San Francisco, el verdadero artífice de este procedimiento.


Shumway y Lower habían realizado en 1959 el primer trasplante de corazón en animales, pero no pudieron llevarlo a la práctica clínica por los previsibles problemas de rechazo y la técnica incipiente. 


La historia premiaría la osadía de un joven Barnard, que jamás había soñado con poder realizar semejante hazaña, como llegaría a confesar años más tarde.


En los años posteriores, durante la década de los setenta, en diferentes países europeos se intentaron experiencias similares pero con pésimos resultados. 


En 1968 Cristóbal Martínez Bordiú trató de realizar en el hospital La Paz el primer trasplante cardiaco en nuestro país, sin éxito. El paciente apenas sobrevivió unas horas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH