El PDeCAT atará en corto a Puigdemont tras el 21-D

|


El expresident de la Generalitat de Catalunya Carles Puigdemont

Puigdemont desatá las iras dentro de su propio partido.


A pesar de que la intención del  PDeCAT era dar un giro de 180 grados y volver a la moderación, la formación heredera de Convergència permitió a Puigdemont confeccionar una lista personalista y plagada de independientes. Pero las concesiones finalizarán tras el 21D, según anunció su coordinadora general , Marta Pascal.


La número dos del PDeCAT advirtió a Puigdemont de que, una vez rebasado el 21-D, "las grandes decisiones de estrategia, de pactos electorales, de dirección política y de votaciones las tomará la dirección del PDeCAT".


El aviso -realizado a través de una entrevista al diario Ara- llega después de que Puigdemont amenazara con convertir los comicios autonómicos convocados en aplicación del artículo 155 de la Constitución en "una segunda vuelta del 1-O".


El PDeCAT fue la primera en abandonar la vía unilateral y en reconocer que llevar a la práctica la ruptura con el resto de España era una quimera de imposible aplicación.Sin embargo, la nueva Convergència se ha topado con un Puigdemont aferrado a la radicalidad. Y mientras observa cómo, Oriol Junqueras promete mantenerse dentro del cauce constitucional si le permiten salir de prisión y cómo el discurso de ERC se modula para ganar la centralidad del bando independentista.


Por estos motivos a partir del 22 de diciembre, Pascal quiera recuperar las riendas para reconquistar el catalanismo moderado y alejarse de una vez de la CUP que, al igual que Puigdemont, aboga por "hacer efectiva la república catalana en base a los resultados del 1-0".


La advertencia de Pascal es el enésimo enfrentamiento público entre la candidatura de Puigdemont y el PDeCAT, cuando todavía no ha dado comienzo la campaña electoral. 


La primera divergencia fue, la no inclusión de la coordinadora general de la nueva Convergència en las listas de Junts per Catalunya. 


El segundo choque llegó cuando trascendió que el PDeCAT sólo aportará a la campaña de Puigdemont los recursos marcados por ley. Es decir, la subvención por cada diputado y el porcentaje correspondiente por votos y electores logrados en las elecciones del 27 de septiembre de 2015. 


Tampoco Junts per Catalunya utiliza la sede del PDeCAT para urdir su estrategia electoral. La candidatura del ex president se ha hecho con un cuartel general propio.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH