​El juez Llarena retira las órdenes de detención internacional contra Puigdemont y los exconsellers

|

Puigdemont bruselas 4

Puigdemont permanece en Bruselas



El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha acordado retirar las Órdenes Europeas de Detención dictadas contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y los exconsellers Toni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí, todos ellos en Bélgica, y solicita que se comunique su decisión a las autoridades belgas, a fin de que dejen sin efecto la colaboración solicitada en su día por la magistrada de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.


Según informa el Alto Tribunal, el magistrado considera que se deben retirar las órdenes europeas porque está investigando un delito de naturaleza plurisubjetiva dotado de unidad jurídica inseparable, lo que requiere una única contestación para evitar respuestas contradictorias.


El juez describe que “los investigados parecen haber mostrado su intención de retornar a España, con la finalidad de tomar posesión y ejercer unos cargos electivos para cuyos comicios se han presentado recientemente”.


Llarena recuerda que, una vez acumulada la causa, los hechos investigados suscitan la eventual comisión de un delito de naturaleza plurisubjetiva. “Con posterioridad a que se emitieran las órdenes de detención que contemplamos, se ha definido que los hechos pudieran haberse perpetrado mediante el concierto de todos los investigados y con una unidad jurídica inseparable, esto es, que la depuración de las distintas responsabilidades penales deba ser llevada de manera unificada, pues de otro modo podría romperse la continencia de la causa y conducir el proceso a respuestas contradictorias y divergentes para los distintos partícipes”.


El juez ha acordado retirar las órdenes europeas de detención dictadas contra el expresidente y los exconsejeros, pero no la nacional, de modo que los cinco dejan de estar en búsqueda y captura en Europa, pero si regresan a España serán detenidos.


La intención del magistrado instructor es evitar que la Justicia belga pueda poner condiciones a la hora de entregar a los exmiembros del Govern huidos, a quienes la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela imputó cinco delitos cuando dictó las citadas órdenes de detención el pasado 3 de noviembre: rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.





Llarena matiza en su auto que los hechos por los que se imputa a los investigados en esta causa, ya estén en Bélgica o en España, se habrían perpetrado mediante el concierto de todos "y con una unidad jurídica inseparable". Esto quiere decir que la depuración de las responsabilidades penales por la deriva independentista se tiene que llevar a cabo de manera "unificada" porque de otro modo el proceso podría conducir a respuestas "contradictorias y divergentes" entre los acusados.


ABOGADO DE PUIGDEMONT


El abogado español de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, ha considerado que el juez Pablo Llarena ha decidido retirar la euroorden  "ante la probabilidad de recibir un bofetón de la justicia belga".


"Hubiera sido un bofetón muy gordo que la justicia de otro país europeo dijera que la justicia española no garantiza un juicio justo", ha valorado en declaraciones a 3/24.


Ha explicado que la interlocutoria del magistrado justifica la decisión para evitar que los miembros del Govern cesado que se encuentran en Bélgica no sean extraditados por todos los delitos por los que se les investiga, lo que impediría que se les juzgara por ello y los situaría en una situación desigual con respecto al resto de consellers cesados.


"Dice la interlocutoria que sólo los extraditarían por unos delitos y por tanto tendrían un mejor trato que los que se han quedado aquí, pero creo que es el miedo a que la extradición fuera completamente denegada" por riesgo a que no tuvieran un juicio justo, ha dicho.


CARLES PUIGDEMONT, ALEGRE POR LA DECISIÓN


Cuevillas ha tachado de insólita la decisión de Llarena y ha explicado que Puigdemont, con quien ha hablado, la ha recibido con alegría, aunque sigue sin poder salir de Bélgica, y "cuando ponga pie en territorio español será detenido inmediatamente. Esto es obvio".


Preguntado por si se plantea volver durante la campaña electoral, ha respondido que "esto es cosa del presidente [Puigdemont] directamente" y una decisión política del también candidato de JuntsxCat a presidir la Generalitat.

"La gran diferencia es que ahora vendrá si quiere, no conducido o entregado por la justicia belga", ha zanjado.


1 Comentarios

1

Me parece una decisión muy acertada, y ajustada a Derecho, además de inteligente.

escrito por Ramiro 05/dic/17    13:17

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH