​Barcelona destina el 0,7% del Presupuesto a cooperación hasta 2021

|

Amnistía Internacional califica el 2014 como un año "catastrófico" para los derechos humanos

Barcelona consolida el presupuesto a cooperación


La concejal de Relaciones Internacionales de Barcelona, Laura Pérez, ha asegurado que el Plan Director de Cooperación por la Justicia Global "consolida" que el esfuerzo presupuestario de la ciudad en el 0,7% hasta 2021.


En una rueda de prensa este miércoles, Pérez ha explicado que se impulsarán proyectos de justicia económica, ambiental y de género, y en defensa del derecho al refugio, a desplazarse y a emigrar.


El director de Cooperación y Justicia Global del Ayuntamiento, David Llistar, ha dicho que el presupuesto destinado a cooperación en 2017 fue de 10,1 millones de euros, y ha afirmado que en 2018 esta cifra aumentará previsiblemente hasta los 10,25 millones.


En este sentido, el consistorio pasa de colaborar con la cooperación al desarrollo a la cooperación por la "justicia global", un concepto que se centra en los derechos, las desigualdades y los desequilibrios a escala global.


El documento se aprobó en el pleno del 22 de diciembre con el apoyo de todos los grupos, excepto la abstención del PP, y tiene como objetivo transitar de un modelo acotado a la ayuda internacional -una sola política- a un modelo basado en el conjunto de las políticas públicas.


El plan refuerza la cooperación con la región del Mediterráneo, además de promover el derecho al acceso y suministro de servicios públicos básicos como el agua y el saneamiento, la gestión de residuos, el transporte público y la movilidad urbana, la educación, la salud y la vivienda.


Asimismo, el Gobierno municipal se propone contribuir a la gobernanza democrática de las ciudades, a promover el "derecho a la ciudad", impulsar ciudades sostenibles, equitativas e inclusivas, y también a integrar principios de la economía social y solidaria, ecología y feminismo.


Pérez ha indicado que, con este nuevo plan, la capital catalana reivindica el carácter municipalista de la cooperación y defiende el derecho a la ciudad, que se consigue a través del ejercicio de la ciudadanía y los Derechos Humanos para alcanzar un bienestar colectivo, la gestión democrática y situar el bien común por encima del derecho individual.


FORTALECER CORRIENTES DEMOCRÁTICAS


Se impulsarán proyectos en el Mediterráneo y Oriente Medio para fortalecer las corrientes democráticas surgidas de la Primavera Árabe y atender la crisis humanitaria en Siria, y en el África subsahariana con la provisión de servicios públicos básicos y contra los desplazamientos "forzados".


En Centroamérica y el Caribe se colaborara con el desarrollo de grandes urbes y a combatir la violencia provocad por la inestabilidad económica; en América del Sur se apoyará desplegar agendas ambientales, y se atenderá a pueblos sin estado y las diásporas.


Barcelona también renovará alianzas de cooperación directa con otras ciudades, ONGs y movimientos sociales, 'think thanks', centros educativos, docentes y de investigación, cooperaciones catalanas, con la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo, y otros "organismos multilaterales".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH