1.296 ayuntamientos afectados por la subida del coeficiente del IBI

|


Pisossociales

Se verán afectados también el IRPF, el impuesto de transmisiones y el de suceciones.


1.296 ayuntamientos pueden subir el IBI en 2018, ya que el Ministerio de Hacienda, ya ha aprobado  el incremento del coeficiente de sus valores catastrales. Y, estos municipios deben decidir si, actualizan los datos y repercuten sobre sus ciudadanos el aumento. 


Entre esos municipios se encuentran capitales de provincia como Valencia, Granada, Cádiz, Huelva o Badajoz. Todas ellas, según los cálculos del catastro, pueden llevar a cabo subidas de hasta el 4% o 5%. Pero también en poblaciones como Cadaqués (Gerona), Bayona (Pontevedra), Ribadavia (Orense), Ayamonte (Huelva) o Yaiza (Las Palmas), en donde los incrementos pueden ser incluso del 7%.



La cifra varía en función del año en el que entró en vigor la última revisión que se realizó sobre cada municipio. Por esa misma razón, hay poblaciones en las que se produce una caída en el coeficiente. Son aquellas cuya última actualización solicitada y aplicada tuvo lugar en plena burbuja inmobiliaria. Un ejemplo es Lérida, en donde los cálculos evidencian que debe producirse una caída impositiva del 4%, Buniel (Burgos), con un descenso del 6%, o Valdemoro  y Roquetas de Mar, con un 9%. 


Todos ellos son parte de los 534 ayuntamientos en los que el impuesto debe reducirse para adaptarse al nuevo contexto económico e inmobiliario. 


Las modificaciones de los coeficientes, en las que no están incluidas las poblaciones de País Vasco y Navarra al tener Haciendas propias, fueron aprobadas en el último Consejo de Ministros de 2017. 


De esta manera, los ayuntamientos que suban el IBI tendrán otra vía para mejorar las cuentas de un sector de la Administración que tiene ya un importante superávit. Según los últimos cálculos de la AIReF, medidas del control como la regla de gasto han permitido que los municipios, además de ser clave para el cumplimiento del déficit de las AAPP, acumulen ya cerca de 23.000 millones en depósitos. 


La subida del valor catastral también influye a otros impuestos como el IRPF, donde se declara la imputación de renta inmobiliaria en inmuebles que no son la vivienda habitual del contribuyente y que no están destinados a una actividad económica. También pueden verse afectados el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. La mayor parte de las CCAA determinan la base imponible de estas figuras que se calcula, entre otros aspectos, en función de valor catastral.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH