Un colectivo de médicos denuncia la falta de transparencia y de neutralidad del Col·legi Oficial

|

Colegio medicos bcn

Sede del Col·legi Oficial de Metges en Barcelona


Ante los distintos comunicados oficiales de algunas entidades médicas censurando la aplicación del artículo 155, el colectivo Neutralidad COM firma un Manifiesto en defensa de la neutralidad ideológica, la transparencia y el “seny”.


El último trimestre de 2017 no ha sido fácil para nadie en Cataluña. Los médicos hemos sido testigos privilegiados del malestar emocional que ha impregnado nuestra convivencia. En la intimidad de la consulta, los pacientes se atrevían a confesar cómo impactaba en sus vidas y en las de su entorno las tensiones generadas por el “procés”. La neutralidad que se presupone al médico en cuestiones ideológicas permite crear un espacio de escucha sin prejuicios en el que encontrar un cierto alivio y donde se contempla, sin pretenderlo, la pluralidad ideológica de los ciudadanos de Cataluña.


En plena tormenta emocional tras la consulta del 1-O, y cuando las posturas en la sociedad civil estaban más encontradas, el Col·legi de Metges de Barcelona (COMB) y el Consell General de Metges de Catalunya (CGMC), decidieron emitir un comunicado oficial censurando la posible aplicación del artículo 155 por parte del Gobierno central. Así mismo el Colegio de Médicos de Tarragona publicó dos comunicados polémicos: uno sobre la actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado y otro sobre una mesa de negociación y diálogo. No era la primera vez que el COMB se posicionaba políticamente, siempre en la línea a favor del “dret a decidir”. Pero, en esta ocasión, fueron varios los médicos que se dirigieron personalmente al presidente del COMB, Dr. Jaume Padrós, instándole a que retirara dicho escrito en aras de preservar la neutralidad del colegio. Ante la negativa a modificar su postura, un pequeño grupo de médicos, con la mera ayuda de las redes sociales, consiguió reunir en menos de una semana hasta 1.300 firmas de colegiados en Barcelona y 1.500 en Cataluña en contra de la politización de los colegios de médicos.


El principal argumento del Manifiesto suscrito era que los colegios no podían posicionarse políticamente en nombre de todos los colegiados a los que representaban. Ni era su función ni tampoco había uniformidad de posturas como para hacer declaraciones ideológicas unívocas. Precisamente, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), en una sentencia de 2016 contra el posicionamiento del Col·legi d’Advocats de Barcelona a favor del Pacte Nacional pel Dret a Decidir en 2013, argumentaba “al suscribir dicho pacto, se rompe con la neutralidad ideológica o política que se espera del Colegio Profesional” (…). Y añadía: “dado que la colegiación es obligatoria para quien ejerce la abogacía- en nuestro caso, la medicina-, no deja otra opción a los colegiados que alinearse con la opción ideológica o política que el Colegio Profesional ha asumido”, vulnerando así los derechos a la libertad ideológica, expresión y asociación que propugna la Constitución. Los mismos supuestos cabe aplicar al posicionamiento de los colegios de médicos sobre las actuaciones del Gobierno.


Ante el revuelo mediático que suscitó el Manifiesto, miembros de la Junta del COMB se reunieron con algunos de los promotores del mismo. Se comprometieron a retirar dicho pronunciamiento, siempre que la Junta así lo aprobara, y a publicar tanto la rectificación como el Manifiesto. El Colegio de Tarragona emitió una disculpa formal días después. En esos días, también se constató que el CGMC había emitido su comunicado sin contar con el apoyo explícito de todos los colegios catalanes pero nadie se ha retractado hasta el momento.


Los promotores del Manifiesto crearon este blog desde el que ir informando del cumplimiento de los compromisos adoptados por los colegios profesionales y las noticias que la polémica iba suscitando. La postura del COMB fue formalmente correcta y consiguió calmar los ánimos pero los compromisos se fueron diluyendo con el paso de las semanas. El comunicado sigue presente en la página web (como ocurrió en el Colegio de Tarragona) y no se hizo mención alguna a la polémica en la revista oficial del colegio publicada en el mes de noviembre.


ELECCIONES BAJO SOSPECHA


A mediados de diciembre, el COMB anunciaba elecciones. Las candidaturas tienen que estar listas antes del 14 de enero y las votaciones tendrán lugar el 14 de febrero, día de San Valentín. Dicha convocatoria abría la posibilidad de presentar una candidatura alternativa a la actual donde la neutralidad ideológica que se exige a los Colegios Profesionales fuera un elemento clave que la Junta no pudiera vulnerar.


El único candidato en liza por el momento es el actual presidente del COMB, Dr. Padrós. Presenta una candidatura continuista que aspira a reeditar el mandato anterior y que, con algunas nuevas incorporaciones pero con un mismo perfil ideológico, reúne a los profesionales que llevan gobernando el COMB desde hace más de tres décadas. Lo que nos sorprendió es que el principal grupo de la oposición en las dos últimas elecciones, COMB-tú, declinaba a fecha de hoy presentarse, alegando como motivo fundamental la falta de confianza en la transparencia y fiabilidad del actual sistema de votación.


Si nos atenemos a la literalidad de los estatutos del COMB, el voto en las elecciones puede hacerse presencialmente o por correo. Lo que aparentemente ocurre, es que los facultativos que apoyan a la candidatura oficialista, en su gran mayoría con puestos de alta responsabilidad en la sanidad pública y también en la privada, van solicitando el voto personalmente a quienes conocen, muchas veces sus subordinados. Los votos son remitidos por correo al Colegio por los fieles a la candidatura correspondiente y se proceda al recuento el día de la votación. También pesan sospechas de falta de neutralidad en la Junta Electoral que es quien garantiza que recuento de sobres e identificación de electores sean fiables. De ahí que el grupo de la oposición impugnara el resultado de las últimas elecciones celebradas en 2014, estando ahora pendiente todavía de sentencia por parte del TSJC. Como ocurre en instituciones gobernadas por una misma facción durante muchos años, se van creando redes clientelares y de intereses que consolidan al grupo en el poder, haciendo así muy difícil de facto la alternancia deseable en cualquier sistema democrático.


Téngase en cuenta también que en las últimas elecciones, las de más alta movilización hasta la fecha, la participación no superó el 35% de los miembros del COMB. Esta baja participación puede obedecer bien a la falta de fe en el sistema electoral o en la institución en sí pero, sin duda, garantiza que pervivan las opciones de gobierno de quienes tienen mayor capacidad de movilización y más recursos para ello. No es fácil además para un grupo de profesionales, con la limitación que imponen los habituales compromisos laborales y personales, contar con los recursos materiales y humanos para poder emprender tal aventura. Si nos atenemos a los hechos, la que ostenta el poder desde hace más de treinta años ha sido la que más éxito ha tenido en estas lides.


Así que nuestra exigencia de Neutralidad al COMB en temas ideológicos se ha visto recientemente ampliada por la reivindicación de transparencia del sistema que permite votar a nuestros representantes. Así mismo, en las últimas semanas hemos elaborado un Decálogo que creemos debería ser tenido en cuenta por los aspirantes a gobernarnos. Y pensamos es ineludible sentarse a discutir sobre cómo se organiza nuestro colegio profesional, con la finalidad de que, efectivamente, cumpla con su misión de defender los derechos de los colegiados y velar por el cumplimiento de sus deberes. Son muchos los retos que afronta nuestra profesión, y con ella la sociedad. Estamos convencidos de que si nos atenemos a nuestra tarea con honradez, transparencia y excelencia, haciendo del “seny” nuestra mejor virtud, la sociedad catalana en su conjunto lo agradecerá.

2 Comentarios

1

El sistema electoral del COMB es antidemocrático . Debería admitirse únicamente el voto presencial o el telemático y, siempre, secreto

escrito por Vicenta Turrado 08/ene/18    22:12
2

Más del noventa por ciento de los colegios oficiales, por no decir todos, funcionan de forma totalmente antidemocrática..., al igual que los partidos políticos y los sindicatos, por ejemplo. Si la colegiación fuese voluntaria, y no obligatoria, vertíamos su verdadera ¿fuerza?.

escrito por Ramiro 07/ene/18    16:56

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH