Antoni Subirà, fundador de CDC y exconseller de Pujol, fallece a los 77 años

|

Antoni subira

Antoni Subirà




El exconseller de Industria de la Generalitat durante el Govern de Jordi Pujol, Antoni Subirà, ha muerto este domingo, ha anunciado el presidente de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, en un apunte en Twitter.


"Ha muerto el conseller Antoni Subirà. Le debemos muchas cosas, especialmente el papel internaiconal exitoso de Catalunya en política de clústers", ha reivindicado.


Subirà fue uno de los fundadores de CDC, conseller de Industria, Comercio y Turismo entre 1989 y 2002, y diputado de CiU en el Parlament desde 1980 hasta 1993.


EL MÁS LONGEVO DE LOS CONSELLERS DE PUJOL


Antoni Subirà Claus, nacido en Mataró en 1940, fue uno de los fundadores en la clandestinidad de CDC junto con Jordi Pujol y Miquel Roca, así como el conseller más longevo de los 23 años de gobierno del expresidente de la Generalitat.


Casado con una prima de Pujol, con quien tuvo tres hijos, creció en una familia de industriales y se doctoró en Ingeniería Industrial, tras lo cual se trasladó a los Estados Unidos y regresó en 1965 a Catalunya para incorporarse al IESE como profesor de dirección económica, y también ejerció como consultor para varias empresas.


Su interés por la política se acentuó durante la transición y, junto con Pujol y Roca, fundaron CDC, partido en el que desempeñó diferentes responsabilidades hasta 1980, año en el que fue elegido diputado en el Parlament, y poco después fue portavoz del grupo parlamentario de CiU.


Subirà es nombrado conseller de Industria y Energía en 1989, y siete años después conseller de Comercio y Turismo, hasta finales de 2002, cuando Jordi Pujol afrontó su última crisis de gobierno y que conllevó su salida del Govern, lo que pretendía visualizar el inicio del fin del 'pujolismo' y afianzar al entonces sucesor de CDC y presidenciable Artur Mas.


Sus 22 años al lado de Pujol evidencian que Subirà fue uno de los más leales colaboradores del expresidente catalán, y fue también uno de los tutores de la defenestrada carrera política de Oriol Pujol -imputado por el caso de las ITV--, al que situó como secretario general de Industria siendo conseller.


Durante su trayectoria como conseller, el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) le investigó por presunto cohecho, aunque el caso se archivó, y destacó también su oposición y crítica al caso Turismo, por el que presuntamente el Govern encargó informes a empresas vinculadas a dirigentes de CiU que luego no se llegaron a entregar.


Su gestión alrededor del caso Lear, multinacional de componentes del automóvil, de la Maison de la Catalogne en París y la normativa sobre suministro eléctrico, tras los numerosos cortes y apagones del temporal de nieve que azotó Catalunya en 2001, fueron algunas de las cuestiones más polémicas siendo conseller.


Como conseller, impulsó la internacionalización del sistema de productivo catalán, la implantación de infraestructuras tecnológicas avanzadas de servicios a diferentes sectores, y formó parte de numerosos consejos: COPCA, Institut Català de Consum, Institut Català de Tecnologia, Turisme de Catalunya, Centro Internacional de Métodos Numéricos de la Universitat Politècnia de Catalunya, Catalana d'Iniciatives, ICEX y Fira Internacional de Barcelona.


Tras su adiós política, Subirà reanudó su carrera universitaria y se incorporó de nuevo como profesor de administración de empresas en el IESE.


En 2016 fue nombrado presidente de la Fundació Enciclopèdia Catalana, sustituyendo a Jordi Porta, y también asumió la presidencia del consejo de administración del grupo de empresas, encabezado por Enciclopèdia Catalana, y del que dependen la comercializadora Digec, la editorial La Galera, las participaciones en Edicions 62 y la distribuidora Àgora.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH