Urkullu acusa a Puigdemont de la involución del autogobierno en otras comunidades

|

Urkullu y puigdemont

Íñigo Urkullu y Carles Puigdemont


El pasado miércoles, día 10, la embajada de Italia acogía una reunión entre el lehendakari Íñigo Urkullu y los representantes diplomáticos de los países de la Unión Europea en España, según ha informado el Gobierno vasco. Durante la conversación, el presidente vasco criticó abiertamente a los independentistas catalanes que encabeza Carles Puigdemont así como la decisión de Mariano Rajoy de aplicar el artículo 155 de la Constitución.


Urkullu actuó como mediador entre Puigdemont y Rajoy tras el referéndum ilegal del 1 de octubre, intentando hasta el último minuto que fuera Puigdemont, como presidente de la Generalitat, quien convocara las elecciones y evitar, de este modo, la contundente respuesta del Gobierno Rajoy con la aplicación del 155.


Así, el lehendakari dejó ver ante los diplomáticos su malestar por la forma en la que se ejecutó el proceso independentista en Cataluña y por las consecuencias negativas que puede tener para Cataluña y para el resto de España. En su conversación con los diplomáticos se mostró muy preocupado por la situación de Cataluña y por la fractura social que ha provocado y aseguró ser muy pesimista sobre su evolución.


Sin embargo, Urkullu no aclaró si aún mantiene algún tipo de relación o contacto con Puigdemont y su equipo a pesar de que algunos dirigentes del PNV como Joseba Egibar han estado en Bruselas con el expresidente catalán y participaron con él en actos públicos.


EFECTOS NEGATIVOS


Para Urkullu, el proceso independentista ha sido crucial para fortalecer las posiciones más centralistas del Estado y podría producir una involución en el avance del autogobierno en otras comunidades. Unos efectos que algunos partidos nacionalistas como el PNV consideran muy negativos.


El 'lehendakari' contrapuso la vía unilateral liderada por Puigdemont en Cataluña con la que él pretende para el País Vasco y para llegar a un nuevo estatus de autogobierno, siempre sobre la base del acuerdo entre los partidos de Euskadi y con el Estado. Esa vía, según explicó en la reunión a puerta cerrada, se ve obstaculizada por lo ocurrido en Cataluña. Urkullu es crítico con la posibilidad de que Puigdemont pueda ser investido sin estar presente en el Parlament, por vía telemática o con cualquier otra fórmula.


En su conversación con los embajadores de la UE, el lehendakari manifestó también sus críticas a la decisión del Gobierno Rajoy de aplicar el artículo 155, un obstáculo que impide que el PNV apoye los Presupuestos del Estado para 2018. No obstante, aseguró que está dispuesto a renovar el acuerdo con el Gobierno cuando se alivie la aplicación del 155.


Urkullu se refirió a los beneficios que el anterior acuerdo presupuestario representó para Euskadi, como fue la revisión y mejora del cupo. En su opinión, debe abrirse una nueva etapa en España basada en el diálogo y los acuerdos entre el Estado y las comunidades autónomas.


En su intervención inicial ante los embajadores, habló también de buscar cauces legales para que se pueda consultar a los ciudadanos de cada comunidad sobre su futuro, siguiendo una directiva de claridad que parta de la Unión Europea.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH