Blue Monday: claves para superar el día más triste del año

|

Blue monday


El 15 de enero de 2018 es el día más triste del año


El 'blue monday', generalmente el tercer lunes de enero, arrancó en 2005 con una campaña de marketing de la empresa de viajes Sky Travel, que afirmaba tener una ecuación que permitía calcular la fecha exacta del día más deprimente de cada año. 


La fórmula, defendida por un catedrático de Cardiff, Cliff Arnall, incluye muchas variables: condiciones climáticas, nivel de deuda, el tiempo pasado desde la Navidad, niveles bajos de motivación... Las unidades de medida no estaban bien definidas y la comunidad científica rápidamente desmintió la teoría y el currículum del profesor Arnall.


A pesar de lo rápido en el que cayó en descrédito esta teoría, el marketing aprovechó esta efeméride para celebrar mundialmente este día con una serie de campañas que ofrecen dosis de felicidad, como rebajas en viajes a destino paradisíacos, masajes, bebidas alcohólicas, chocolates, dulces y clases de fitness.


Y es que, a pesar de las críticas, el 'blue monday' ha llegado a ser algo creíble para muchos por una serie de factores. 


Uno de los más importantes es la falta de luz solar. Estamos en enero, es invierno, la exposición a la luz solar es menor y hace que la gente se sienta más triste porque baja la serotonina, un neurotransmisor que actúa en el cerebro regulando nuestro humor, el sueño, la sensibilidad al dolor o el ritmo cardíaco, entre otros.



BAJONAZO DESPUÉS DE NAVIDAD


Para ser claros, es el momento del bajonazo tras los días felices de la Navidad, momentos de encuentros con familiares y amigos, buenos deseos y promesas para el año nuevo. 


La euforia navideña también lleva a muchos a cometer excesos que se convierten en deudas que hay que enfrentar, un factor de preocupación que el marketing aprovecha para animar al consumo en una época que debería ser más bien de contención. 



UN POQUITO DE SOL


¿Y qué podemos hacer para afrontar el día más triste del año y sus consecuencias? 


Más allá del tópico publicitario, puede que enero y su cuesta no hagan estar más tristones. Pero hay cosas sencillas que nos harán sentirnos mejor. 


Tomar el sol y un poco de aire fresco puede marcar la diferencia en nuestro humor, que influirá también un nuestros niveles de apetito y sueño. 



AZÚCAR Y BUEN HUMOR


No es casualidad que en un día este algunas empresas se centren en ofrecernos dulces y chocolates. El azúcar tiene un efecto positivo en el humor, por eso las bebidas azucaradas se nos ofrecen como un buen remedio para el mal humor. 


De todas maneras hay que tener en cuenta los picos de glucosa y que el azúcar tiene un efecto positivo en el humor que no dura mucho.



EJERCÍCIO FÍSICO


Quizá sea una buena hacer algo de ejercicio. La práctica de ejercicio físico aumenta los niveles de neurotransmisores como la noradrenalina, la serotonina y la dopamina, que nos producen una sensación de relax y bienestar.


Nunca está de más ejercitarse un poco. Quizás sea una buena forma de cumplir uno de esos objetivos clásicos de año nuevo: apuntarse al gimnasio



PENSAR YA EN UNA ESCAPADA


¿Y por qué no pensar ya en una vacaciones?


Ya sea una pequeña escapada o pensar ya en las vacaciones de verano, empezar a planear la vacaciones puede ser muy beneficiosos para nuestro humor. 


Y es que si usamos los mismos cálculos del 'blue monday', el día más feliz del año coincide en el Hemisferio Norte con el solsticio de verano. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH