Bonet prevé un "goteo" de fuga de empresas de Catalunya si no hay estabilidad

|

LuisbonetBonet cree que, sin estabilidad política, seguirá la fuga de empresas


El presidente de Freixenet y de la Cámara de Comercio de España, Josep Lluís Bonet, ha asegurado este martes que las empresas que han salido de Catalunya no volverán hasta que tengan la seguridad de que ha regresado la estabilidad y la normalidad a esta comunidad autónoma.


Es más, Bonet considera que continuará el "goteo" de empresas que se marchan de Catalunya si no se garantiza un marco de estabilidad donde puedan desarrollar su actividad con normalidad y tranquilidad.


"Que yo sepa ninguna [de las que se fueron] ha vuelto [...]. Sin un marco de estabilidad, las empresas están intranquilas y no pueden trabajar", ha subrayado Bonet en declaraciones a RNE.


En este sentido, el presidente de Freixenet no descarta volver a proponer al consejo de administración de la multinacional del cava el traslado de su sede social, actualmente ubicada en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), en caso de que en Catalunya no se consiga la estabilidad necesaria para poder desarrollar su actividad con normalidad.


El consejo de administración de Freixenet decidió a finales de octubre mantener su sede social en Catalunya tras la aplicación del artículo 155 y la convocatoria de elecciones.


"Decidimos esperar. Marcharse es un desgarro, pero si realmente hay anomalías e inestabilidad no se tiene más remedio. Vamos a ir viendo qué pasa. Si realmente no existe la estabilidad necesaria para poder desarrollar con normalidad nuestra actividad, llegará un momento en que tendremos que decidir, pero si podemos seguir donde estamos desde hace más de 100 años, mejor", ha indicado.


"LOS EMPRESARIOS ESTAMOS ENFADADOS"


Bonet ha señalado que no dispone de un cálculo concreto del daño económico que ha causado el desafío independentista en Catalunya, aunque ha subrayado que lo ha habido y que ha sido "importante", sobre todo en Barcelona, por lo que ha instado a los políticos a ayudar a recuperar lo perdido y a que vuelva la normalidad.


Preguntado por si los empresarios podrían reclamar daños económicos ante lo sucedido, Bonet ha señalado que " al menos moralmente sí", aunque cree que en el terreno jurídico será más complicado.


"Ha habido un daño absolutamente innecesario y los empresarios estamos enfadados con lo que ha pasado. La actividad empresarial no puede ser perturbada por movimientos políticos", ha añadido.


Bonet ha afirmado además que no ha puesto a los equipos jurídicos de Freixenet a trabajar en ninguna reclamación por perjuicios económicos a su empresa. "Pero es una idea", ha apuntado.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH