​Felipe González no ve delito de rebelión, pero sí de sedición

|

Felipe Gonzlez 2012

Felipe González habría aplicado un 155 más restrictivo en 9N


El expresidente del Gobierno Felipe González ha reconocido este martes que tiene "dificultad" para ver la comisión de un delito de rebelión por parte de los dirigentes independentistas que diseñaron y pusieron en marcha la hoja de ruta del proceso soberanista, entre ellos el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, huido en Béligca, y su vicepresidente, Oriol Junqueras, en prisión preventiva.


Así como cree que se dan todas las condiciones para ser condenados por un delito de sedición y de malversación de caudales públicos, González ha afirmado en una entrevista en la Cadena Ser, que "la rebelión es un delito difícilmente probable".


González, que advirtió en 2012 al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que debía tomar la "iniciativa política" en Catalunya, asegura que él habría sido partidario de aplicar el artículo 155 de la Constitución para parar la consulta soberanista de Catalunya del 9 de noviembre de 2014.


Eso sí, ha dicho, en una versión "más restrictiva" que la que está vigente en la actualidad. En su opinión, entonces quizás hubiera bastado con suspender en sus funciones al entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas,


"SUPREMACISMO" DEL INDEPENDENTISMO


Ha avalado que el Gobierno central mantenga la aplicación del artículo 155 si el presidente cesado, Carles Puigdemont, trata de ser investido como nuevo jefe del Ejecutivo catalán a distancia.


Según el exdirigente socialista, Rajoy “no tendrá otro remedio” ante el “bucle extraño” que a su juicio se está produciendo en Catalunya, y en la que se trata de sortear la ley, el reglamento de la cámara catalana, el Estatut y la Constitución. 


Considera que esta situación perjudica a los ciudadanos, a la normalización política en Catalunya y también a los encausados ante el Tribunal Supremo por los delitos de rebelión, sedición y malversación. En es trasfondo de todo, González ve cierto “supremacismo” en el independentismo catalán.


El expresidente no ha querido hablar de su partido, el PSOE, pero sí ha revelado que ha hablado "alguna vez" con el líder de Cs, Albert Rivera, porque éste le ha llamado. Con el que no habla desde hace unos tres años y medio es con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.


ZAPATERO


El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado que Catalunya "nunca" será independiente porque "en la Europa democrática ningún Estado va a abrir una vía para romperse" y ha dicho que el conflicto territorial "terminará con un acuerdo" que llegará cuando la situación "esté madura".


De hecho, el socialista considera que tanto los partidos secesionistas como los constitucionalistas "están pidiendo a gritos" un pacto.


En una entrevista en la revista 'Marie Claire', Zapatero se ha mostrado convencido de que el próximo Govern de la Generalitat, pese a ser independentista, "aceptará un proceso de negociación" con el Ejecutivo central "respetando la ley".


Asimismo, ha hecho hincapié en la necesidad de gestionar el problema con Catalunya "porque va a dejar una huella para al menos dos décadas".


Eso sí, sostiene que las fuerzas políticas del Estado también tendrán que "hacer algunas promesas". A su juicio, el primer compromiso deberá ser la puesta en marcha la reforma del modelo autonómico y de la Constitución.


Para el exsecretario general del PSOE, la reclamación de una República es "la guinda que le han puesto al proceso" porque muchos dirigentes "saben que tiene un cierto atractivo".


Pero en su opinión, "lo más contrario a un republicano es un nacionalista que se salta las reglas".


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH