Los 'comuns' facilitan la presidencia del Parlament a los soberanistas

|

Elisenda alamany

La diputada Elisenda Alamany en el Parlament. 


El próximo presidente del Parlament será con toda probabilidad un diputado independentista ante la falta de acuerdo entre PSC, PP, Cs y los comuns para encontrar un candidato a la Presidencia de la Cámara del alternativo que presenten ERC, JuntsxCat y la CUP.


Si el Parlament no autoriza la delegación de voto a los ochos diputados encausados: tres en la cárcel y cinco en Bélgica, aún podía existir la posibilidad de que los cuatro grupos no independentistas pactaran un candidato alternativo y ganaran la votación por 65 votos contra 62.


Cs ha exigido que el candidato no independentista sea de su partido, mientras que la diputada electa de los comuns, Elisenda Alamany, ha descartado  apoyar a este candidato.


Alamany ha acusado a Cs de tener "fantasías numéricas" cuando las posibilidades de tener un presidente de la formación naranja son, a su juicio, imposibles.


La diputada de los 'comuns' también ha asegurado que no quieren aprovecharse de que hay mayorías 'adulteradas' porque hay diputados soberanistas en la cárcel.


Alamany ha explicado que dan por hecho que no estarán en la próxima Mesa del Parlament y lo considera una lástima, ya que considera que su lista era clave para que el órgano rector de la Cámara se caracterizara por su "pluralidad".


Antes de la comparecencia de Alamany, en el mismo atril ha hablado Arrimadas, que había mostrado su optimismo de que todavía había opciones para que el presidente del Parlament no fuera un candidato independentista, y había advertido de que "el único impedimento es que los comuns han decidido ponerse de lado de los independentistas".


Antes que Arrimadas ha comparecido el líder del PP catalán, Xavier García Albiol, que habría ofrecido a los comuns, a CS, a PSC y a PP buscar un "candidato de consenso", pero su oferta tampoco ha prosperado.


POSIBILIDAD DE UN PRESIDENTE NO INDEPENDENTISTA


Existe una posibilidad remota de que el presidente no sea independentista, pero para hacerse efectiva, debería sucederse una serie de premisas que ahora mismo parecen muy lejos de cumplirse todas ellas.


En primer lugar, los independentistas deberían acatar el informe de los letrados y negar la delegación del voto a sus ocho diputados encausados; después, los comuns deberían escribir el nombre de su candidato en la papeleta, y Cs, PSC y PP escribir el mismo nombre que escriban los comuns.


Si por ejemplo, los comuns escriben 'Xavier Domènech' y los otros tres partidos también, este obtendría 65 votos de la Cámara y el candidato independentistas 62: esto le permitiría ser investido en la segunda vuelta por mayoría simple.


Alamany no ha aclarado si los ocho diputados de los 'comuns' escribirán algún nombre en la papeleta o simplemente la dejarán en blanco; esta segunda opción desbarataría cualquier posibilidad de que el candidato no fuera independentista.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH