Ronaldinho, el rey efímero

|

Ronaldinho


Ronaldo de Assis Moreira, más conocido como Ronaldinho Gaúcho, ya es oficialmente un ex futbolista después de haber anunciado su retirada oficial de los terrenos de juego.


El brasileño dejó su mejor fútbol en el FC Barcelona, donde estuvo cinco años, desde el 2003 hasta el 2008. En Can Barça logró el Balón de Oro, la Champions League y LaLiga, además del Mundial con Brasil.


Tras dos años en Grêmio, el Paris Saint-Germain, entonces liderado por Pauleta, se fijó en el talento de un joven brasileño con mucha técnica y desparpajo.


Ahí fue donde el mundo pudo ver el potencial del que se convertiría en uno de los mejores jugadores de la historia.



Eso llamó la atención de varios clubes, pero sobre todo del Barcelona, que fue el que apostó más fuerte por él en vez de por Beckham, que se fue al Madrid.


Ronaldinho llegó al Barça en 2003 en una mala época para el equipo azulgrana, aún arrastrando la lacra de los jugadores holandeses (Overmars, los De Boer, Zenden y Bogarde, entre otros) que habían hecho del club una medianía.


Este fue su regalo de bienvenida a los blaugrana el 3 de septiembre de 2003 en el Camp Nou:



Tal vez no el más famoso pero si el más simbólico de sus goles, el que consiguió el empate ante el Sevilla en 'el partido del gazpacho', un encuentro famoso por jugarse a las 12 de la noche.


Ese gol es la analogía de lo que estaba por venir. Nada más que exitos. Dos ligas consecutivas, una Copa de Europa y dos Supercopas de España bajo el mandato de Frank Rijkaard. 


No obstante, los excesos, la fiesta, el dinero y la fama derrotaron al brasileño, que se dejó llevar por la mala vida y pasó de ser el mejor jugador del mundo, a una sombra pasada de peso, una molestia.


Salió mal del FC Barcelona y puso rumbo al Milan, donde estuvo tres años, pero ya no era nada más que un nombre. Finalizó su carrera en Flamengo, Atlético Mineiro, Querétaro y Fluminense.


Ronaldinho duró menos de diez años en la élite a nivel futbolístico y aún así es recordado como una de las maravillas más puras que jamás ha visto el fútbol mundial. Da miedo pensar quién podría haber llegado a ser.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH