​El abogado belga de Puigdemont revela que se retiró la euroorden tras contactos entre fiscalías

|

Puigdemont

Detalles de cómo se retiró la euroorden


El abogado belga de Carles Puigdemont, Paul Bekaert, ha revelado este jueves que la Fiscalía española retiró la orden de detención europea contra el presidente de la Generalitat cesado tras los "contactos" que mantuvieron las fiscalías de ambos países.


En una entrevista en 'La Directa', ha asegurado que la fiscalía belga convenció a la española de que Puigdemont y los exconsellers que también están en Bruselas serían considerados impunes, por lo que los tribunales belgas rechazarían su extradición.


"Una vez entendido de que perderían el caso, la Fiscalía española decidió retirar la orden de detención europea", ha sostenido Bekaert, pese a destacar que la Fiscalía belga apoyaba la extradición, sobre todo para mantener la amistad con la española, y se esforzó para persuadir al tribunal belga de que se llevara a cabo.


Sobre si Puigdemont y los exconsellers podrán volver a Catalunya, ha dejado claro que sólo podrán hacerlo si se retira la orden de detención en España, y ha constatado que, según la Constitución belga, no se puede sancionar a un cargo público por todo lo que hace en el ejercicio de su función.


Así, ha argumentado que si el Parlamento flamenco hubiera organizado un referéndum sobre la independencia de Flandes, y la hubiera proclamado y ejecutado, "ni con todos los esfuerzos del mundo podrían poner a los ministros en la cárcel, esto es imposible".


"Lo máximo que se podría hacer es ir al TC y anular la decisión por inconstitucional. Es lo que España hizo a través de la retirada de la autonomía con el 155, pero no se puede castigar al presidente y consellers, personalmente", ha apuntado.


Preguntado por la separación de poderes en España, ha asegurado que quiere creer que el Gobierno no ordenó a los jueces la detención de los políticos catalanes, destacando que formalmente no lo puede hacer pero "de forma informal, nunca se sabrá si pasó".


"La detención de consellers catalanes por motivos políticos no es precisamente una muestra de imparcialidad", ha señalado, y cree que los demonios del pasado resurgen cuando se tocan determinados temas, y más cuando, a su juicio, durante la transición española no se depuró el Ejército, la Administración pública y la Magistratura.


"FRANCO SIGUE VIVO"


Para Bekaert, durante el franquismo existía una mentalidad anticatalana que ha resucitado recientemente: "Cuando se trata de vascos y catalanes, el Estado pierde toda la racionalidad. Cuando se trata de la unidad de España, Franco sigue vivo".


Se ha mostrado convencido de que si los independentistas gobiernan se mantendrá el artículo 155 en Catalunya "y Europa no hará nada", y ha dudado de que esto cambie aunque haya una actitud más moderada de los primeros.


PUIGDEMONT SOBRE EL 1-O


Carles Puigdemont ha asegurado este jueves que la respuesta del Gobierno central al referéndum del 1 de octubre se basó en el militarismo y fue "un ataque directo a los derechos humanos".


Lo ha dicho en un apunte en Twitter en el que lamenta que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se haya referido a los constitucionalistas como soldados: "Son incapaces de hablar de la composición del Parlament utilizando términos políticos".


"Su militarismo institucionalizado ha arruinado el concepto más básico de la política, la democracia y el Estado de derecho. Y, como demostraron el 1 de octubre, es un ataque directo a los derechos humanos", ha destacado.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH