El alcohol causa el 25% de muertes de los jóvernes entre 20 y 30 años

|

Alcohol chupitos destilados

25.000 personas al año mueren en España por el alcohol.


Alrededor del 10% de las muertes que ocurren en España están relacionadas, directa o indirectamente, con el alcohol.


Un porcentaje que se eleva hasta el 25% en los casos de defunciones de jóvenes de entre 20 y 30 años.


Así lo ha alertado el presidente de Socidrogalcohol, Francisco Pascual, durante la presentación del dossier 'Alcohol, una amistad peligrosa'.


En concreto, unas 25.000 personas mueren cada año en España por consumo de alcohol, de las cuales el 70% son hombres y el 30% mujeres. 


Y es que, la ingesta abusiva de bebidas alcohólicas se relaciona con la aparición de más de 60 tipos de enfermedades y lesiones como, por ejemplo, cáncer, patologías hepáticas, cardiovasculares, diabetes tipo 2 y trastornos mentales, entre otros.


CONSUMO DE RIESGO


Se considera que una persona tiene un consumo de riesgo cuando, en el caso de los hombres, bebe entre 4 y 6 unidades de bebida al día o entre 28 y 46 a la semana y entre 2 y 4 unidades diarias o entre 14 y 28 semanales en el caso de las mujeres. 


Sin embargo, y pese a que esta estimación, realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha sido comentada en diversas campañas de concienciación, tres de cada diez españoles consideran "admisibles" estas ingestas.


Pero la realidad, según ha añadido el doctor Pascual, es que se ha demostrado que el 12% de todos los cánceres tienen una relación directa con el consumo de alcohol.


Por ejemplo, el cáncer de mama aumenta su riesgo de aparición en un 7% cuando se consumen más de 20 gramos diarios de alcohol y el de intestino hasta un 23%, en comparación con la población cuyo consumo es moderado o nulo.


Asimismo, el alcohol está detrás del 17% de los accidentes de tráfico, hasta del 30% de las muertes en carretera y multiplica por tres el riesgo de aparición de depresión mayor. 


"El alcohol tarda cinco minutos en afectar al cerebro y ahí es cuando empiezan a aparecer alteraciones en la cognición, habla o memoria, llegando a su efecto máximo a los 30 o 45 minutos de haberlo consumido", ha detallado el presidente de Socidrogalcohol.


HERRAMIENTAS DE DETECCIÓN PRECOZ


Ahora bien, se estima que sólo dos de cada diez casos de TCA están diagnosticados debido al estigma social que rodea a estas personas, a que muchos no son conscientes de que padecen este problema y a las deficiencias sanitarias que actualmente existen en su abordaje.


En este punto, el doctor Pascual ha avisado de que, aunque existen pruebas diagnósticas para detectar un caso de alcoholismo, hay dificultades para derivar a los servicios especializado.


Además, los médicos de Atención Primaria a veces no cuentan con estas herramientas de detección precoz y, cuando lo detectan, no pueden recetar los fármacos que hay disponibles para el tratamiento de este trastorno mental.


"No es un concebible que, en un país como España, con un elevado número de consumidores de alcohol y unas tasas de diagnóstico que rondan el 20%, no se destine un mayor número de medios a mejorar ese panorama", ha apostillado el experto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH