El Museo del Ferrocarril de Vilanova, historia viva de un medio de transporte

Pablo-Ignacio de Dalmases

Catalunyapress trensvilanova1
Algunos de los trenes. Foto: P de Dalmases

 

El protagonismo de España en la nueva era del ferrocarril, basada en las líneas de alta velocidad y en los itinerarios de cercanías, ha creado una nueva imagen del material y las instalaciones caracterizada por líneas aerodinámicas en el diseño, refulgente luminosidad y colorido en los estético y altas prestaciones en los servicios. Las enormes entrañables locomotoras de vapor o la más modernas Diesel o  los vagones de pasajeros, con un orden descendente que iba desde el lujo principesco de los coches cama o confortables asientos de primera clase a las austeras unidades remolcadas dotadas con asientos de madera y las incómodas y frías estaciones, dotadas con depósitos de agua para reponer el precioso líquido elemento de las calderas, son hoy un lejano recuerdo para los más veteranos y algo completamente desconocido para las generaciones actuales.

 

De ahí la importancia de los museos ferroviarios que son testimonio vivo de la historia de un medio de transporte como el ferrocarril que cambió las formas y modos de vida de muchísimos países y que rompió el aislamiento de territorios no necesariamente lejanos. Tal fue el caso de España, país en el que, antes de 1848, el desplazamiento de Barcelona Madrid exigía no menos de diez días de incomodísimo, cuando no peligroso, viaje en diligencia.

 

En la población barcelonesa de Vilanova i la Geltrú, cuya estación fue siempre un punto importante en el trazado ferroviario español, una buena parte de sus antiguas infraestructuras han servido para configurar un interesantísimo Museo del Ferrocarril que es a la vez herramienta de nostalgia para unos y caja de sorpresas para otros. Situado cabe la estación de ADIF, en su entrada exhibe la mesa de enclavamiento de la antigua estación de Francia, que fue la estación término de la ciudad condal y que, aunque parezca mentira, estuvo en servicio hasta poco antes de la sobras olímpicas. 

 

Se sale luego a un amplísimo espacio, buena parte de cual está a cielo abierto, con gigantesca playa de vías en cuyo centro sobrevive la clásica rotonda con puente giratorio que servía para cambiar la dirección de marcha de las locomotoras. En su derredor, una espléndida colección de unidades de tracción y algunas remolcadas. A destacar el “tren del centenario”, reproducción exacta del que cubrió la primera línea ferroviaria de la península entre Barcelona y Mataró en 1848 (no la primera de España, puesto que la pionera se  tendió diez años antes en la entonces Cuba española entre La Habana y Güines), el coche americano Harlan y bogie de madera, primer modelo de dicha procedencia que llegó a Europa, o las gigantescas locomotoras Mikado, que con su enorme potencia y elefantiásica apariencia marcaron el canto del cisne de la tracción a vapor. Hay también locomotoras eléctricas, así como de las diversas series de Talgo, mientras que otras unidades más modernas se exhiben en una nave cubierta. Algunas locomotoras exteriores están provistas de escaleras para que los visitantes puedan subir hasta la plataforma en la que trabajaban fogoneros y conductores y todas disponen de información al pie en catalán, castellano e inglés.

 

El Espacio Gumá conserva dos grandes depósitos para la aguada de las locomotoras de vapor y hay también espacios destinados a las mercancías y el material auxiliar para la reparación de vías y la colocación del balasto.

 

Todo ello se complementa con numerosos elementos explicativos, sala audiovisual, área de juegos y hasta una estación de Vilanova minúscula para que puedan disfrutar en ella los visitantes más pequeños.

 

Catalunyapress trensvilanova2
Foto: P de Dalmases

logo insolito

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH