Decepción es poco.
Vergüenza ajena e indignación.
Un ex jefe de estado presuntamente corrupto ha huido del país y el Presidente se limita a decir que qué bien q se ha ido y q las conversaciones son confidenciales.
Vergüenza.
La gente pasando hambre y el emérito de retiro dorado. https://t.co/RN32pDLco0

— Ada Colau 💜🌈🔻 (@AdaColau) August 4, 2020