Un fortalezido Girona FC recibe a un Depor en horas bajas

|

Depor Girona

El Girona tiene una primera oportunidad para estar el año que viene en la Europa League. / FOTO: LaLiga


El Girona FC recibe este viernes 9 de marzo al Deportivo de La Coruña en Montilivi --21.00 horas-- en el partido avanzado de la jornada 28 de LaLiga Santander, un duelo que si ganan los catalanes les valdría para dormir en posiciones europeas y presionar al Villarreal, mientras que los gallegos, en una situación complicada, deben ganar para salir provisionalmente de la zona de descenso.


Los de Pablo Machín tienen una primera oportunidad dorada de apostar firme por estar el año que viene en la Liga Europa, cuanto menos. Tras ganar al Villarreal en el Estadio de la Cerámica (0-2) en la pasada jornada, pueden arrebatarles ni que sea por unas horas la sexta plaza en caso de ganar ante su público por sexta vez consecutiva.


Montilivi está siendo un fortín y gran parte de la culpa de la buena situación liguera de un Girona que, una vez conseguido el objetivo de la permanencia, mira sin miedo y con ilusión a esa sexta plaza que tienen, ya, a tiro. Pero un empate, que les igualaría al Villarreal con 41 puntos, no es suficiente dado que por detrás tienen otros rivales, como Eibar, Celta y Betis, que también aprietan.


Del 6-1 encajado en el Camp Nou se recuperaron rápido los 'gironins', ganando a dos rivales directos como el Celta de Vigo y el Villarreal. Ahora reciben a un Deportivo de La Coruña que está en una lucha bien distinta, en la que muchos situaban a un recién ascendido como el Girona antes de empezar la temporada; la del descenso.


Los gallegos no levantan cabeza pese a haber cortado desde el club las de Pepe Mel y Cristóbal Parralo y tener ahora a Clarence Seedorf al frente del equipo. El holandés suma tres derrotas y dos empates en sus primeros cinco partidos, y la victoria es más que necesaria para no hundirse más en la tabla. El escenario es complicado, ante un Girona crecido, pero quizá ahí tengan el hilo del que tirar.


Ante el Eibar, un equipo en situación pareja a la del Girona, lograron un empate en Riazor (1-1) igualando gracias a Andone el gol inicial de Inui. La ligera mejora en el juego debe, no obstante, ser constante para traducirse en puntos y poder salir de la zona de descenso, que dejarían asaltando Montilivi y rompiendo el sueño europeo de los rojiblancos.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH