Aigües de Barcelona aprueba sus cuentas con el voto en contra de Eloi Badia

|

Aigu00fces de barcelona

 

Los accionistas de la empresa mixta Aigües de Barcelona, Empresa Metropolitana de Gestió del Cicle Integral de l'Aigua ha aprobado este miércoles en junta general ordinaria las cuentas de 2017 y el informe de gestión y la propuesta de reparto de dividendos, con el voto en contra de Eloi Badia, en representación de la AMB, como hiciera con las cuentas de 2016.


La sociedad mixta está participada en un 70% por Aigües de Barcelona, en un 15% por el AMB y en otro 15% por Criteria, y realiza la gestión eficiente del ciclo integral del agua, desde la captación hasta la potabilización, transporte y distribución, además del servicio de saneamiento y depuración de aguas residuales.


El consejo de administración de la compañía ha anunciado en la junta que ha empezado a enviar una comunicación a las 20.000 familias adheridas al fondo de solidaridad -familias que no pueden pagar el suministro de agua y lo tienen bonificado- para informarles de que se les condona la deuda que puedan tener contraída por impagos correspondiente al consumo de agua.


Estas familias tienen la factura bonificada a partir del momento en que los servicios sociales la declaran como vulnerable, por lo que pueden haber quedado impagados los meses de transición desde que notifican que no pueden pagar el suministro.


Sin embargo, la compañía informa de que no queda condonada la deuda correspondiente a los impuestos correspondientes al Ayuntamiento (tasa de alcantarillado) y al AMB (tratamiento de residuos), que suponen el 66% de la factura del agua, y que asciende a más de 1,7 millones de euros desde mediados de 2015 hasta 2017.


VOTO CONTRARIO DEL AMB


El vicepresidente de Medio Ambiente del AMB, Eloi Badia, ha votado en contra de la aprobación de las cuentas y el informe de gestión y la propuesta de reparto de dividendos, y ha anunciado la posibilidad de impugnar los acuerdos.


Los motivos del voto contrario son que sigue sin aprovisionarse la deuda de 190 millones de euros en bonos, que expiran en 2021, "mientras se maximiza el reparto de dividendos", que este año se han situado en 25,6 millones de euros.


La AMB critica que tampoco existe ninguna provisión de fondo por la situación judicial de la empresa, ya que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya anuló en 2016 la concesión, y actualmente se encuentra en recurso en el Supremo.


Otro de los motivos para votar en contra es, según la AMB, el alto volumen de actividades de la sociedad se contratan a empresas del socio mayoritario (Agbar), "sin que quede demostrado que siguen los procedimientos legales establecidos".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH