Dos de Mayo en Madrid sin Cifuentes y con una oposición que pide cambio

|

Dos mayo madrid garrido sanatmaru00eda cospedal carmena su00e1nchez

Santamaría, Garrido, Cospedal, Carmena y Sánchez.


La Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, ha registrado este miércoles un lleno total durante la celebración de los actos del Día de la Comunidad pese al temor que existía en el ambiente de que la dimisión de la expresidenta madrileña Cristina Cifuentes enturbiara el Dos de Mayo.


Antes de la salida de Cifuentes, las agendas de los políticos parecían estar llenas a la hora de confirmar su asistencia a los actos de hoy, pero, finalmente, no ha faltado casi ninguno de los habituales invitados. 


Ha sido el caso de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que ha acudido acompañada de parte de su equipo: Rita Maestre, Marta Higieras, Nacho Murgui, Javier Barbero o Inés Sabanés.


A diferencia de otros años, también han estado presentes los cuatro portavoces de los Grupos de la Asamblea de Madrid; Enrique Ossorio (PP), Ángel Gabilondo (PSOE), Lorena Ruiz-Huerta (Podemos) e Ignacio Aguado (Ciudadanos). También han estado sus homólogos en el Ayuntamiento de la capital.


Tras la caída de Cifuentes y a un año de las elecciones, la presencia de dirigentes nacionales no ha pasado desapercibida en el patio de Sol, donde se ha podido ver a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, acompañando al presidente de la Comunidad en funciones, Ángel Garrido.


LA OPOSICIÓN PIDE CAMBIO


También ha acudido a la celebración el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha asegurado que el socialista Ángel Gabilondo representa el "tiempo nuevo" que necesita la Comunidad de Madrid y ha urgido a Ciudadanos (Cs) a no bloquear la regeneración "democrática e institucional" en esta región tras los "casos ininterrumpidos de corrupción" que ha sufrido el PP.


Por su parte, el candidato a primarias de Podemos en la Comunidad, Íñigo Errejón, ha pedido a Ciudadanos (Cs) acabar con el "sectarismo" y ponerse de acuerdo con PSOE y su formación para pactar un "gabinete de transición" hasta 2019 que apueste por la "renovación democrática".


Además, el dirigente de Podemos ha advertido al partido naranja que "no serviría de nada haber echado a Napoleón para acabar invistiendo a Pepe Botella", en alusión a José Bonaparte, hermano de Napoleón.


EXPRESIDENTES AUSENTES


Quienes no han acudido han sido los expresidentes de la Comunidad del PP; Alberto Ruiz-Gallardón, recientemente imputado en el caso Lezo, se encontraba fuera; Esperanza Aguirre no acude desde que era política en activo; Ignacio González, tras pasar por prisión y pendiente de juicio, no ha sido invitado; y Cristina Cifuentes, que se encuentra descansando con su familia tras las dos dimisiones. Al único exdirigente del Gobierno regional que se ha podido ver ha sido a Joaquín Leguina (PSOE).


Los asistentes y la propia organización han coincidido en remarcar que el objetivo era dar sensación de normalidad, sobre todo, por los propios premiados y la ciudadanía en general. La bebida, los canapés y los corrillos se han repetido como años anteriores. "Todos han respondido a la llamada y es de agradecer", decían desde el Gobierno.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH