Desmantelan una red criminal por defraudar casi 60 millones por impago de IVA

|

Dinero 2 1


La Policía Nacional y la Agencia Tributaria, en colaboración con Europol y Eurojust, han realizado una investigación conjunta gracias a la que se ha desmantelado uno de los mayores entramados especializados en fraude de IVA y blanqueo de capitales a nivel europeo. El montante de IVA defraudado alcanza casi los 60 millones de euros, de los que 45 afectan directamente a las arcas españolas.


En el operativo han sido detenidas 58 personas -47 hombres y 11 mujeres- que "aparentaban tener empresas legales que no lo eran", ha explicado en rueda de prensa la comisaria Piedad Álvarez, quien ha añadido que la mayoría de detenidos eran españoles, aunque había también de otras nacionalidades -tres alemanes y un italiano-. Los arrestos se han producido en Badajoz, Elche (Alicante), Madrid, Málaga, Córdoba, el País Vasco, Murcia, Navarra, Pontevedra, Catalunya, Alemania, Bélgica y Portugal.


El jefe de la Unidad de Delitos Económicos y de Propiedad de la Europol, Pedro Felicio, ha asegurado que esta operación conjunta se trata de "una de las tres mayores operaciones contra el fraude de IVA que Europol ha apoyado alguna vez". 


"La mayor operación española", ha agregado por su parte el jefe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef), Fernando Moré.


Según Felicio, el fraude del IVA es uno de los mayores problemas que afronta la Unión Europea (UE) porque supone un "problema duplicado": que los fondos públicos dejan de percibir ese impuesto y que el dinero termina en manos de grupos del crimen organizado. "En 2016, en IVA habíamos perdido 160.000 millones de euros", ha señalado.


La organización desmantelada se dedicaba principalmente a vender dispositivos electrónicos, tanto auténticos como falsificados, eludiendo el pago del IVA -por lo que obtenían un mayor beneficio y vendían sus productos a precios "anormalmente reducidos"- y a blanquear capitales.


Era presuntamente dirigida desde España por dos hombres, padre e hijo, de origen indio y nacionalidad española, que llevaban operando 9 años en Europa. En el año 2014, un año antes del comienzo de las investigaciones, los principales sospechosos se trasladaron a Estados Unidos como consecuencia de la presión de la Agencia Tributaria.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH