Quim Torra, la libertad de expresión y los medios públicos

Carmen P. Flores


Toma posesión torra


El día 17 de Mayo de 1935, el general Francisco Franco fue nombrado jefe del Estado Mayor Central. Una fecha histórica, porque solo 14 meses después el general perpetró el golpe de Estado contra la Republica que llevó a la sangrienta guerra civil con el resultado que todos conocen.


Este 17 de mayo ha sido elegido  presidente de la Generalitat Quim Torra . Un día que pasará a la historia como modelo de lo que no se debe hacer y preludio de la tormenta que está por venir.


Quim Torra y su entono -¿quiénes serán los lumbreras?- tomaron la decisión de no dejar cubrir la información de tan importante acto, a los medios de comunicación privados. Solo los medios públicos -después hicieron la excepción con la agencia Efe y Europa press- han podido acceder al acto e informar en exclusiva del mismo.


En una democracia, tomar una medida de este tipo es una acción muy, pero que muy grave. Nos recuerda a la época de la dictadura franquista, donde los medios públicos -controlados por Ramón Serrano Suñer, cuñado del dictador, tenían la exclusividad de la información. Las emisoras de radio privadas debían conectar con los informativos de RNE. Algunos aún recuerdan la sintonía del "Diario Hablado de RNE", y años más tarde, tres cuartos de lo mismo con TVE.


Volver a aplicar la censura a los medios de comunicación privados debería levantar a todos los periodistas de este país, Catalunya. El Colegio de Periodistas, en esta ocasión, ha emitido un comunicado con el título,  "Así no”, en el que muestra su desacuerdo y rechazo con la medida, como debe ser, ante el atentado al derecho a la información y una censura innecesaria en pleno siglo XXI.


Lo grave de este asunto es que, los profesionales de estos medios públicos, han acatado sin rechistar la medida. En ningún momento, que se sepa, han levantado la voz protestando por este atropello, ni se han planteado desobedecer las órdenes como suelen hacer sus jefes y declararse en huelga, como han realizado tantas veces por otros temas. Se lo han tragado con patatas fritas. Es demencial la cobardía y la falta de solidaridad de los “compañeros públicos”. ¿Serán que están de acuerdo con la ideología del presidente del gobierno?. ¿Por qué el comité de empresa de TV3 se ha quedado mudo? . ¿Que sucede con los sindicatos de “clase “y el Sindicato de Periodistas?. Silencio, silencio.


El corporativismo, innato en las personas, debe dejarse de lado. Hay que seguir luchando para que esta profesión deje de dar pasos hacía atrás como los cangrejos. No se puede permitir que se vaya recortando la libertad de expresión y la libertad de información. Tenemos la obligación, y el deber, todos, de denunciarlo. ¿Que herencia les va a quedar a las generaciones de compañeros que vienen detrás?. No hay que ser un héroe cada día, pero tampoco se puede estar callado ante los recortes de derechos en la profesión.

 

El periodismo, como dice Leila Guerrero no es un oficio de canallas, sino de profesionales que quieren contar las cosas que pasan, a sabiendas que pueden molestar a los gobiernos y políticos de turno.


Por cierto, este 17 de mayo también es el día Mundial de la Hipertensión. Aprovechen para comprobar si la tensión la tienen dentro de los parámetros normales. Con todo lo que está sucediendo en Catalunya, es más que probable que la tengan  más alta de lo normal.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores
Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH