domingo, 8 de diciembre de 2019

Amplio seguimiento de la huelga de jueces y fiscales en Barcelona

|

Ciutat de la justu00edcia


La juez decana de Barcelona, Mercè Caso, ha explicado este martes que el seguimiento de la huelga convocada por las asociaciones de jueces y fiscales para pedir mejoras en la administración de justicia está teniendo un "muy importante, muy notable" seguimiento en Barcelona, a la espera de tener datos cuantitativos.


En rueda de prensa junto a la juez decana de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Lidia Ureña, y la fiscal jefe de Barcelona, Concepción Talón, Caso ha asegurado que se cumplen los servicios mínimos y funcionan los juzgados de guardia de detenidos e incidencias, y también en el caso de los 200 fiscales de Barcelona, ha puntualizado Talón.


Caso confía en que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, se reunirá inmediatamente con los convocantes tras la huelga, para abordar de nuevo las reivindicaciones de jueces y fiscales para mejorar la saturación de asuntos, reformar la planta judicial, modernizar la justicia y reformar el sistema de elección de vocales el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), entre otras demandas.


"Si el ministro frivoliza la contundencia de esta manifestación, deberemos poner en cuestión cuál es la calidad del ejercicio de su trabajo", ha advertido a Catalá, y Caso también ha confiado en reunirse de inmediato con la futura consellera de Justicia, Ester Capella.


La juez decana ha explicado que piden incrementar el número de jueces y fiscales para poder abordar el aumento de asuntos, porque en jurisdicciones como la social se han duplicado sin que el Ministerio haya hecho nada.


Ha reclamado mejoras retributivas para tener unas "condiciones económicas dignas" porque, por ejemplo, en juzgados de categoría 5 como Mollet del Vallès y Manresa (Barcelona) un juez cobra 4,6 euros la hora, al estar una semana de guardia.


También hay juzgados en muy mal estado con instalaciones donde se cae el techo -ha asegurado- y que no garantizan la seguridad, y, por ejemplo, que víctima y victimario no se encuentren en los pasillos a la espera de un juicio: "Si no hay más desgracias es porque tenemos un ángel custodio que vela por nosotros".


EDIFICIO RUINOSO


Los fiscales de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) han tenido que trasladarse a la Ciutat de la Justícia al edificio de Fiscalía porque las instalaciones de su municipio están "ruinosas" y, además de que tienen agujeros en las paredes y las ventanas no abren, apareció un roedor.


La decana de L'Hospitalet ha valorado que "no se trata de una huelga en interés del colectivo, sino del ciudadano, porque la justicia es un servicio público y, si no se presta con eficacia y calidad, quien padece es el ciudadano".


Concretamente, ha dicho que en los juzgados de su ciudad en 2017 se trabaja al 200% del módulo, duplicando el patrón de trabajo establecido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH