Visitar los restos del Titanic será posible a partir de 2019

Moisés B. Martínez


En 1912, un viaje a bordo del Titanic era lo último en viajes de lujo. Más de un siglo después, todavía lo es.


En breve será posible visitar el lugar donde descansan los restos del naufragio del Titanic.


La compañía americana OceanGate había planeado bucear hasta el lugar del naufragio en mayo de 2018.


Pero debido a las inclemencias del tiempo que afectan a las pruebas, los viajes se han puesto en espera -la compañía de experiencia de lujo ha reprogramado el viaje para 2019-.


Mientras tanto, The Bluefish, autodenominada "empresa de conserjería experiencial", también está planeando viajes al Titanic para el período 2019/20.


Proa del Titanic


El interés en la catástrofe marítima más famosa del siglo XX ha seguido siendo alto desde que Robert Ballard y su equipo descubrieron los restos de RMS Titanic hace casi 33 años.


Sin embargo, estos viajes planeados bien podrían ser una de las últimas oportunidades para visitar.


Un estudio realizado en 2016 afirmaba que una "bacteria extremófila" recientemente descubierta podría acabar con lo que queda del famoso naufragio en 15 ó 20 años.


OceanGate visitar pecio Titanic

Recreación de cómo será la visita/titanicsurveyexpedition


105.129 DÓLARES POR PERSONA


El viaje de ocho días de OceanGate parte de Terranova, Canadá, y transportará a los visitantes en un sumergible de titanio y fibra de carbono hasta el pecio del poderoso buque, a 3821 metros bajo la superficie del Atlántico.


Los viajes pueden reservarse a través de OceanGate, que creó un sumergible especialmente diseñado para transportar a la tripulación y a los huéspedes, o a través de su filial, la empresa de viajes con sede en Londres Blue Marble Private.


Los clientes serán 'especialistas de misión' y aprenderán a asistir al equipo de expedición en el sumergible y a bordo del yate de expedición.


Tres días intensos de buceo, con inmersiones de tres horas de duración.


Los afortunados tendrán también la oportunidad de observar extrañas y maravillosas criaturas bioluminiscentes durante los 90 minutos de descenso.


Tres horas explorando los restos del barco de 269 metros de eslora, recorriendo la cubierta, la proa, el puente y el hueco donde se encontraba la gran escalera.


También habrá la oportunidad de explorar el enorme campo de escombros del Titanic, hogar de numerosos artefactos esparcidos a lo largo del fondo del océano, casi inalterados durante más de un siglo.


El Titanic

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH