El traslado de los presos preventivos catalanes permitirá que la Generalitat decida si les concede el tercer grado

|


Candidatos presos puigdemont


Pedro Sánchez, ha confirmado que los dirigentes políticos catalanes en prisión preventiva serán trasladados a Catalunya cuando finalice la instrucción del juez del Tribunal Supremo. Algo que también ha reiterado el Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.


De esta amnera una vez en cárceles catalanas, la Generalitat tendrá la potestad para concederles el tercer grado penitenciario que permite salir todos los días de la cárcel y volver sólo a dormir, excepto los fines de semana. También contempla en algunos casos incluso seguir cumpliendo la condena en tercer grado con pulsera telemática sin necesidad de pasar por prisión.


El organismo que decide en qué grado se clasifica a un preso son las juntas de tratamiento de las prisiones donde participan : el  director de la prisión, un subdirector de tratamiento, un responsable del equipo sanitario, un educador, un jurista y un jefe de servicio.


En Catalunya las cárceles no dependen de Interior, sino de la Consellería de Justicia que dirige Ester Capella, nombrada por  Joaquim Torra. En estos momentos los ex consellers y ex líderes de la ANC y Ómnium Cultural se encuentran tan sólo en prisión preventiva, procesados y a la espera de juicio. En la misma situación se encuentra el exjefe de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero y los responsables de la policía catalana, que serán juzgados en la Audiencia Nacional con posibilidad de recurrir ante el Supremo en caso de ser condenados.


La junta de tratamiento tiene un plazo máximo de dos meses para decidir en qué grado penitenciario cumple condena un preso desde que se emite la sentencia firme.  Y si el Servicio de Clasificación, dependiente  de la Generalitat, considera que el preso debe cumplir en tercer grado, su decisión es ejecutiva y ha de cumplirse. 


En el régimen penitenciario catalán existen los llamados permisos gubernativos, que son ejecutivos, duran 24 horas y que también otorga la Administración en los primeros días de internamiento. El siguiente paso ya son los permisos ordinarios de salida a los que tienen derecho los presos clasificados en segundo grado siempre que cumplan una serie de requisitos. Pueden disfrutar de hasta 36 días de salida del centro penitenciario en tramo no superiores a siete días seguidos.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH