'Three Identical Strangers', la increíble historia de unos trillizos idénticos separados al nacer

Moisés B. Martínez

Three Identical Strangers


Bobby Shafran, Eddy Galland y David Kellman, un grupo de trillizos idénticos que no se conocían hasta que juntaron por casualidad a los 19 años.


'Three Identical Strangers' es un extraordinario documental (puedes ver el trailer más abajo) que comienza como una historia de interés humano y que, al final, te hace cuestionar la naturaleza de la existencia. (Alerta de spoiler).


Los trillizos fueron adoptados por separado al nacer y cada uno de ellos vivió con familias diferentes ignorando la existencia de los demás.


La cinta comienza en 1980, cuando Bobby Shafran, de 19 años de edad, asiste a su primer día de universidad y encuentra compañeros de clase desconocidos que lo saludan como Eddy.


Poco después Shafran estaba en su dormitorio cuando otro estudiante, Michael Domnitz, le dijo excitado que debía ser un gemelo. Hubo una llamada telefónica apresurada. Shafran se sorprendió al escuchar una voz idéntica a la suya al otro lado de la línea, y decidió que no podía esperar para conocer a su "nuevo" hermano.


Ese día, Shafran y Domnitz condujeron hasta New Hyde Park, Long Island, hogar donde Galland vivía con sus padres adoptivos.


Shafran y Domnitz se conocen


Cuando se abrió la puerta, Shafran dice en el documental que  vio su propio rostro mirándolo fijamente: "Fue como si todo se desvaneciera, y éramos solo yo y Eddy".


Pero como pronto descubriría, no fue así.


Meses después, David Kellman, un estudiante de Queens College, vio una noticia sobre los gemelos reunidos y reconoció su propia cara en las fotos. Poco después los tres se reunieron.


Tres desconocidos idénticos narran una historia tan salvaje que, como dice Shafran en la película, "no lo creería si alguien más lo estuviera contando".


Una vez que los hermanos perdidos se encontraron, su historia se volvió aún más impactante cuando descubrieron que habían sido parte de un experimento psicológico de décadas que había controlado su destino.


u200bBobby Shafran, Eddy Galland y David Kellman


EL EXPERIMENTO


La madre de los trillizos era una adolescente, que dio a luz el 12 de julio de 1961, en Hillside Hospital en Glen Oaks, Nueva York.


La ahora desaparecida agencia de adopción de Manhattan Louise Wise Services los separó y los niños se criaron a 160 km entre ellos. 


Ninguno de los padres adoptivos sabía de los otros hermanos.


Antes de que los bebés fueran asignados en sus hogares adoptivos, la agencia les había dicho a los posibles padres que los niños eran parte de un "estudio de desarrollo de la infancia rutinario". Los padres dicen que estaba fuertemente implícito que la participación en el estudio aumentaría sus posibilidades de poder adoptar a los niños.


Durante los primeros 10 años de sus vidas, los hermanos fueron visitados por asistentes de investigación dirigidos por Peter Neubauer, un prominente psicólogo infantil que había trabajado en estrecha colaboración con la hija de Sigmund Freud, Anna.


"Parece que hubo al menos cuatro por año durante los primeros dos años y un mínimo de una visita por año después de eso", destaca el director de la película, Tim Wardle.


Oficialmente, el estudio continuó durante una década; aunque, como indica Wardle, "está claro a partir de algunos de los registros del estudio que los científicos los siguieron desde la distancia y recopilan datos sobre el progreso de los trillizos durante muchos años después de esto".


El estudio del Dr. Neubauer, inicialmente sacado a la luz por el escritor del 'New Yorker' Lawrence Wright, involucró la separación de un número aún desconocido de gemelos y trillizos al nacer colocados con familias de diversos niveles económicos y emocionales. 


¿La intención? Responder a la pregunta de 'naturaleza versus crianza'.


Los hermanos fueron ubicados con familias que eran de clase trabajadora (Kellman), clase media (Galland) y clase media alta (Shafran).


El padre de Kellman, dueño de una tienda de comestibles, era un hombre cálido y cariñoso que con el tiempo llegó a conocer cariñosamente como "Bubula" a los tres jóvenes. Shafran informa que su educación ha sido un poco más reservada, con su padre médico a menudo fuera. Galland chocó con su padre, quien, según Wardle, "tenía una idea diferente de lo que deberían ser los hombres". Colectivamente, representaban un espectro de "educación".


Realizadas en los hogares de las familias, las reuniones incluyeron pruebas cognitivas, como rompecabezas y dibujos, y siempre se filmaron.


Los trillizos separados al nacer


PROBLEMAS DE SALUD MENTAL


Los problemas de comportamiento fueron evidentes casi de inmediato en los trillizos. Según sus padres adoptivos, cuando eran bebés, los tres se golpeaban la cabeza con frecuencia contra los barrotes de sus cunas.


Kellman cree que sabe por qué: "Fue por la ansiedad de la separación".


Los problemas de salud mental continuaron a medida que los niños crecían. Para cuando llegaron a la universidad, Kellman y Galland entraron y salieron de hospitales psiquiátricos; Shafran estaba en libertad condicional después de haberse declarado culpable de los cargos relacionados con el asesinato de una mujer en un robo en 1978.


"Los que nos estaban estudiando vieron que había un problema. Y podrían haber ayudado ", dijo Kellman al 'New York Post'. "Eso es lo que más nos enfada. Podrían haber ayudado ... y no lo hicieron".


En los primeros días tras su reencuentro, la vida de los trillizos reunidos era una fiesta. Los jóvenes pasaron por diferentes programas de entrevistas y se mudaron juntos a un apartamento en Flushing, Queens.


Llegaron a conocer a su madre a principios de los 80. El encuentro fue breve y no quiso mantener más contacto con ellos. 


En 1988, los trillizos abrieron un restaurante en el Soho, llamado 'Triplets Roumanian Steakhouse'. Shafran abandonó el negocio varios años después, y se cerró en 2000.


Con el paso de los años, los hermanos se casaron y tuvieron hijos propios: David y Janet Kellman tuvieron dos hijas, Ali y Reyna; Robert e Ilene tenían una hija, Elyssa, y un hijo, Brandon; y Eddy y Brenda tuvieron una hija, Jamie.


De todos los trillizos, Galland parece haber sido el más afectado por su descubrimiento.


Este había mostrados claros signos de trastorno bipolar y se suicidó en su casa en Maplewood, Nueva Jersey, en 1995. 


UNA GRAN HISTORIA


El director del documental, Tim Wardle, te introduce en esta historia sin esfuerzo con una mezcla viva y ágil de imágenes de archivo, entrevistas contemporáneas y algunas recreaciones ficticias. La historia que cuenta se complica exponencialmente con la aparición de otro trillizo, David Kellman.


En un artículo del 'New York Times' de 1980 sobre estos chico, una de sus sorprendidas madres, Claire Kellman, dijo: "Hablan igual, se ríen igual, sostienen sus cigarrillos igual - es extraño". También dijo que se había enterado de lo de los otros hermanos (después de que la historia saliera a la luz) a través de Louise Wise Wise Services, la agencia que había colocado a los bebés.



Pieza a pieza, entrevista a entrevista, Wardle reconstruye esta genial y chocante historia, una extensa crónica sobre un terrible experimento psicológico que fue más habitual en la época de lo que se creía. 


'Three Identical Strangers' se estrena en los cines de EEUU el 29 de junio y aún no se ha anunciado la fecha en Europa. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH