'Violadas o muertas', una crónica sobre la Manada y el levantamiento social feminista

|

Violadas o muertas isabel valdes


El libro 'Violadas o muertas' (Ediciones Península) se define como un alegato contra todas las 'manadas' y sus cómplices y, en él, la periodista Isabel Valdés relata los hechos que rodean al mediático caso de 'La Manada', el juicio y la sentencia que condena a los cinco jóvenes por un delito de abuso sexual en los Sanfermines de 2016.


La autora condensa la historia en 150 páginas y la "tiñe" del levantamiento social feminista que, a nivel mundial, ha alzado la voz para exigir la igualdad real y para decir "basta" a una sociedad patriarcal. A su juicio, en España el caso de La Manada ha supuesto "un antes y un después": "Ha estrujado la paciencia", proclama en el libro.


En una entrevista con Europa Press, Valdés explica que su objetivo era hacer una historia "digerible" de los hechos que ella lleva cubriendo desde que el caso de La Manada saltó a los medios de comunicación. Según recalca, escribió el relato en tan solo 12 días y en él plasma toda la indignación que ha sentido estos últimos meses mientras cubría el juicio.


"Todo me ha parecido muy estomagante. Enfrentarme a eso de forma tan intensa y rápida me creó bastante trastorno personal", confiesa la redactora, que coordina el espacio Mujeres del periódico El País. Aunque parte de los hechos que ocurriendo en los Sanfermines de hace dos veranos, Valdés sostiene que suceden todos los días y en todas la partes del mundo y hace una crítica a lo que denomina la cultura de la violación y estereotipos de género.


La periodista admite que durante la lectura de la sentencia se le "levantó hasta el último pelo", especialmente al pensar en la escena en la que los cinco miembros de La Manada meten a una la chica de 18 años en un portal, la penetran anal y vaginalmente y, tras ello, terminan "tranquilamente, se suben los pantalones y se van, dejándola ahí sola, con las bragas bajadas y los leggins por los tobillos". "Esa imagen me hizo llorar alguna noche", apunta.


EL DELITO SEXUAL ES UNA INVASIÓN BRUTAL DEL CUERPO


Asimismo, rechaza "absolutamente" la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros impuesta a los cinco jóvenes, aunque cree que esta decisión judicial "deja claro" que no solo hay un problema por la falta de perspectiva de género en la interpretación de las leyes, sino que también hay que cambiar las normas. "Hay que tratar los delitos sexuales como lo que son: una invasión brutal del cuerpo y de la parte emocional y mental de una mujer, pero hay que tener las herramientas a mano para que esa interpretación se pueda hacer de facto", argumenta.


Tras criticar el voto particular en el que uno de los miembros del tribunal pedía la absolución de La Manada, Valdés lamenta los insultos vertidos a la víctima y que se haya puesto en entredicho su testimonio. "La violación es el delito en el que más se juzga el comportamiento de la víctimas. Si nadie mata a una persona nadie pregunta si se resistió", señala Valdés en el ensayo que ha sido publicado el pasado 26 de junio.


Pero a pesar de que cree que el machismo "se acepta y justifica", Valdés dice que la sociedad se está despertando en masa para decir "basta". También considera que la educación en igualdad es "esencial" en todas las esferas sociales, no solo en todo lo que rodea al sistema judicial.


RESPUESTA SOCIAL Y POLÍTICA AL PATRIARCADO


Al hacerse pública la sentencia que absolvía de un delito de agresión sexual a los miembros de La Manada tras no apreciar el tribunal ni intimidación ni violencia, miles de mujeres se lanzaron a la calle para protestar.


"La sociedad del patriarcado no solo está en crisis, sino que está viendo cómo se tambalean sus cimientos de una forma brutal, rápida y con una respuesta ya no solo social sino política", señala Valdés en una entrevista con Europa Press, en la que alude directamente al reciente cambio de Gobierno en España, al elevado número de mujeres en el nuevo Ejecutivo y al extendido "consejo de ministras". A su juicio, "poner a mujeres donde siempre ha habido hombres" es "un salto, no un paso".


"Por mucho que se levante la calle, si no tiene una respuesta institucional que pueda articular de forma legal y orgánica lo que nosotras demandamos, pues da igual", subraya. En su opinión, el movimiento feminista, desde el #MeToo a la huelga del 8-M, no ha alcanzado la cúspide todavía porque "queda mucho por hacer".


En este sentido, sostiene que a la lucha feminista le esperan unos años de "fuerza y contrafuerza porque a toda revolución le surge una contrarrevolución ya todo paso adelante le surja un obstáculo". "Pero hemos levantado tanto la voz que ya nadie puede hacer oídos sordos ni cerrar los ojos ante esto", recalca Valdés, que es parte del movimiento 'Las periodistas paramos'.


De hecho, se muestra muy optimista y afirma que el cambio a mejor puede ser efectivo "a corto plazo", a pesar de que reconoce que el auge del feminismo tiene un componente de 'mainstream'. "Si esta moda engancha de alguna manera y convence a 10 de cada 100 pues que sea bienvenida", agrega.


LAS REDES SOCIALES, IMPULSO Y RETROCESO


En cualquier caso, Valdés remarca que hay mucho trabajo detrás del auge actual de discurso feminista, "muchas mujeres que durante muchos años" lo han trabajado desde "círculos pequeños, sin la viralidad de las redes sociales". Para ella, "sin toda esa base y goteo continuo" de las feministas pioneras el levantamiento actual "hubiera sido impensable".


La autora no se sorprende de que el machismo exista entre las nuevas generaciones y culpa de ello, en parte, a las redes sociales, "que son impulso y retroceso". En este sentido, hace un llamamiento a que los famosos, los 'youtubers e intagramers' hagan una defensa pública del feminismo y se posicionen contra la violencia. "Eso tiene arrastre para la gente joven, sirve para crear conciencia social", destaca Valdés.


"No vamos a ceder espacio. Ya no. Nuestra revolución camina, a ratos lenta y a ratos desbocada, pero blindada, en bloque, sin repliegues. E imparables. Bienvenidas a la resistencia", señala Valdés para concluir su libro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH