domingo, 20 de septiembre de 2020

Un cuadro de 150 años en el que parece mostrar a una mujer usando un iPhone

Moisés B. Martínez

Un cuadro de la década de 1860 tiene un detalle aparentemente venido de los tiempos modernos: una mujer encorvada y caminando con sus ojos aparentemente pegados a un teléfono.


Mientras un hombre se agacha para soltarle una flor, ella ni siquiera mira hacia arriba. Está absorta en el artilugio que lleva en las manos.


Un gesto, una postura que nos parecería sacada de nuestros tiempos si no fuera por la vestimenta de la joven, con sus largas y pesadas prendas del siglo XIX.


¿Una visión del futuro? ¿Se trata de un oopart (un artefacto fuera de lugar, fuera de su tiempo)?


El esperado de Ferdinand George Waldmu00fcller


Peter Russell, de Glasgow, descubrió el iPhone en una visita al museo de la Neue Pinakothek de Munich, donde cuelga el cuadro - El esperado de Ferdinand George Waldmüller.



Pero en realidad no es lo que parece.


En realidad lo que sostiene entre sus manos es un libro de himnos, según la galería.


Russell, que ahora ocasionalmente escribe blogs sobre cultura, le dijo a 'Motherboard':


"Lo que más me llama la atención es lo mucho que un cambio en la tecnología tiene de azar en la interpretación de la pintura, y de alguna manera ha aprovechado todo su contexto".


Y añade:


"El gran cambio es que en 1850 o 1860, cada espectador habría identificado el objeto en el que la niña está absorta como un misal o libro de oraciones".


Hoy en día, nadie podía dejar de ver el parecido con la escena de una adolescente absorbida en sus redes sociales con su smartphone.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH