​En España se hacen cada año 16.000 mastectomías

|

Cancer mama ep


En España anualmente se practican 16.000 mastectomías. De ellas, solo se reconstruyen unas 4.800 y únicamente 1.920 de manera inmediata (en el momento de la mastectomía), según datos proporcionados por la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Reparadora (SECPRE).


Algunas famosas como, por ejemplo, Angelina Jolie, Kylie Minogue, Olivia Newton-John o Sharon Osborne, se han sometido a una mastectomía parcial o total para eliminar el riesgo de reproducción de la enfermedad y, además, recientemente la periodista y presentadora española Terelu Campos ha anunciado que está valorando someterse a una doble mastectomía.


Un tratamiento que, siempre y cuando esté indicado, debe ir acompañado de una reconstrucción inmediata de la mama. "Si bien no es posible establecer siempre como más adecuada la reconstrucción inmediata, pues depende de diversos factores, siempre que esté indicada, se le debe ofrecer a la paciente la posibilidad de realizar una reconstrucción inmediata, explicando claramente sus ventajas e inconvenientes, así como de la diferida", ha dicho el jefe del servicio de Cirugía plástica y reparadora del Hospital La Zarzuela de Madrid, Ángel Juárez.


En el caso de la reconstrucción inmediata los beneficios son que aporta una menor morbilidad psicosocial y quirúrgica, unos resultados cosméticos superiores, una normal detección de la recurrencia local y no retrasa las terapias adyuvantes (tales como la quimioterapia o la radioterapia).


El experto ha reconocido que hay una mayor probabilidad de necrosis de los colgajos de mastectomía, más tiempo de hospitalización, más cicatrices y la coordinación de diferentes equipos médicos.


Respecto a la reconstrucción diferida, el doctor ha informado de que tiene un menor tiempo de hospitalización, más rápida recuperación, no se producen complicaciones con las terapias adyuvantes y la paciente tiene más tiempo para considerar las distintas posibilidades de reconstrucción. Ahora bien, en este caso suele quedar un tejido cicatricial blando en la pared torácica, requiere una cirugía adicional para recuperar el tiempo y la reconstrucción es más compleja tras la cicatrización.


Una de las técnicas de reconstrucción más avanzadas, aplicadas en España por el equipo del doctor Juárez es la llamada técnica 'Brava', que se realiza con grasa autóloga y que consiste en crear un sistema de expansión externa que tiene como finalidad crear un esqueleto en 3D que soporte o permita la infiltración de grandes volúmenes de grasa en todos los planos, de forma tridimensional. Se coloca doce horas al día cada dos semanas.


"Es cirugía ambulatoria, se beneficia de los efectos de la liposucción (la grasa que se infiltra proviene de esa intervención), provoca pocas complicaciones y el aspecto que otorga a las mamas es natural y su sensibilidad, aceptable. Su inconveniente es el alto compromiso requerido a la paciente, con múltiples procedimientos quirúrgicos", ha explicado el especialista.


OTRAS TÉCNICAS RECONSTRUCTIVAS DE LA MAMA


Además de las reconstrucciones con grasa (existen diferentes técnicas de procesado), procedimiento sencillo, generalmente con anestesia local y escasas complicaciones, hay que mencionar el resto de técnicas reconstructivas, siendo las más frecuentes las que usan prótesis y expansores.


En el primer caso, cada vez es "más frecuente" el uso de prótesis directas, sin necesidad de expansión, debido fundamentalmente al ahorro de piel en las mastectomías. Las prótesis actuales son implantes de quinta generación, rellenas de geles más cohesivos y con formas anatómicas.


Su uso, contraindicado en mujeres obesas, fumadoras, con historial de radioterapia y cuando es dudosa la viabilidad de los colgajos de mastectomía, tiene la ventaja de la reducción del tiempo de cirugía y que no hay necesidad de zonas donantes. En cuanto a las desventajas, se cuenta la infección, contractura capsular, extorsión y migración de la prótesis, aparte de que debe evitarse en caso de radioterapia.


Finalmente, el doctor ha explicado que en expansores también existen diversas fórmulas. Como las tradicionales de suero, en las que la mujer debe someterse a múltiples inyecciones y la expansión no es progresiva de forma diaria sino, generalmente, una vez por semana (bolus). O los de gas, controlados mediante una válvula que se estimula por control remoto.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH