La facturación hotelera en Barcelona cae un 14% en verano

|

Hoteles


La facturación hotelera en Barcelona ha caído un 14% este verano -un 20% menos en agosto y 7% menos en julio-, aunque la ocupación ha bajado cerca de un 1% respecto al verano pasado, lo que indica que "la calidad del nivel de turismo es inferior a la del año anterior", ha dicho el presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona, Jordi Clos.


La ocupación en julio fue del 91%, un 0,7% menos que el año pasado, pero el precio medio por habitación fue de 150 euros, un 7% menos que en 2017; en agosto hubo un 88% de ocupación -1% menos- y 135 euros, un 19% menos, lo que implicó una reducción de la facturación del 20% en este mes, ha detallado este jueves en rueda de prensa.


La mayor caída ha sido en los hoteles de categoría superior, con una bajada del 18,5% de facturación, lo que constata la pérdida de calidad en el turismo que llega a la ciudad, según Clos, que ha lamentado que "la previsión es que Barcelona está entrando en un período complicado dentro del espacio turístico".


Clos defiende que Barcelona sigue siendo una gran ciudad con posibilidades de futuro pero que la situación debe revertirse gestionando bien, y ha advertido: "Si Barcelona se constipa, Catalunya puede coger una pulmonía", por lo que considera importante que lo aborden el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat.


"No hay que inventar nada; lo tenemos todo inventado y es perfecto. Lo que hay que hacer es gestionar, y gestionar bien", y ha criticado que no tiene sentido que la Guardia Urbana se dedique en agosto a medir paradas de floristas para multarles en vez de tratar de resolver otros problemas de la ciudad.


POLÍTICA


Preguntado por la afectación de la situación política, ha dicho que "no ayuda nada" y que genera informaciones internacionales que perjudican a la llegada de turistas, aunque no ve posible detallar qué parte de la bajada del turismo es por su gestión y qué parte a la política.


Sobre los llamamientos a la movilización en la Diada y el primer aniversario 1-O, ha respondido que el mensaje de que Catalunya está convulsa, imágenes de lazos amarillos y agresiones "empiezan a crear una imagen negativa" que además queda exagerada en la prensa internacional y se sobredimensiona, como dice que le ocurrió a su propia familia con Bilbao cuando dejó de ir por atentados de ETA.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH