martes, 22 de octubre de 2019

​Alfonso Domingo, notario nómada

Miquel Escudero

La serpiente lu00edquida


Periodista, escritor y cineasta, Alfonso Domingo ha publicado libros magníficos y de lectura recomendable, como La balada de Billy el Niño, La estrella solitaria o Melchor Rodríguez, el ángel rojo (de quien hizo un formidable documental). Fue reportero de TVE y cubrió en 1989, los asesinatos del jesuita Ignacio Ellacuría y otras siete personas en El Salvador. Ahora ha reescrito y ampliado La serpiente líquida (Punto de vista), un viaje amazónico que efectuó hace diez años y que duró cuatro meses; empleó quince medios de transporte: "avión, avioneta, canoa, lancha rápida, lancha de pasajeros y carga, moto, bicicleta, motocarro, camión, camioneta colectiva, autobús, taxi, caballo, mula y a pie". Destaquemos que el río Amazonas es el más largo del mundo, nace en el Perú y desemboca en el Brasil: 7.000 kilómetros de longitud. Domingo entró en contacto con el espíritu del Amazonas, sus mitos y creencias, sus prácticas chamánicas. 


Estuvo en Madre de Dios, "un rincón amazónico inexplorado e intacto hasta hace poco", una zona equivalente a la mitad de Andalucía; también por Manu: "un territorio virgen de casi dos millones de hectáreas donde viven indígenas de tres tribus distintas", que postergan a sus mujeres; de allí es el dicho "cielo de selva y palabra de mujer no se han de creer".


Narcotráfico, movimientos milenaristas, la historia del gallego Alfonso Graña (rey de los jíbaros, de una tribu de cinco mil shuares) da para un guión de cine o para una novela; murió en 1935, antes de cumplir los 40 años de edad. Domingo habla del sueño de Chico Mendes, tiroteado en 1988, de transformar Acre en un lugar con una vida digna para sus ciudadanos. Manaos, la ciudad amazónica por excelencia, famosa durante el período cauchero (1880-1920). Luis Gálvez, gaditano nacido en 1864 y protagonista de La estrella solitaria. Entre Santarém; sus habitantes tienen a gala vivir en la orilla de uno de los ríos de aguas más azules (casi esmeralda) de la cuenca.


Alfonso Domingo viaja a menudo por estos lugares, ha hecho amigos entre gentes que nunca obtendrán fama y con quienes se siente como en casa, declara que estar allí es "como si pudiera sentir la respiración de un mundo que algún día –ojalá el universo no lo quiera- puede perderse para siempre". De todo ello da testimonio en estas páginas el nómada que es Alfonso Domingo. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.


Más autores

Opinadores
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH