La sobrecarga de opciones pueden tener "consecuencias graves" para el cerebro

|

Cerebro


Un estudio internacional con participación de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) de Barcelona ha analizado los diferentes aspectos conductuales y biológicos que intervienen a la hora de decidir ante una "sobrecarga de opciones", por ejemplo sobre qué comer, y el cerebro lucha para tomar una decisión.


El estudio, realizado en el Instituto Tecnológico de California (Caltech) en Estados Unidos y publicado en 'Nature Human Behavior', ha concluido que "el número ideal de opciones para escoger es probablemente entre 8 y 15", dependiendo de la recompensa, la dificultad de evaluar las opciones y las características de cada persona, ha explicado la UPF en un comunicado este martes.


"La sobrecarga de opciones puede tener consecuencias graves", ha dicho el principal autor del estudio, el estadounidense Colin Camerer, que ha estado al cargo de un trabajo que también ha detectado qué regiones cerebrales se actúan en esta situación.


Las exploraciones por resonancia magnética revelaron actividad en dos regiones mientras voluntarios tomaban decisiones: la corteza cingulada anterior (ACC), donde se valoran los costes potenciales y los beneficios de las decisiones, y el estriatum, una parte del cerebro responsable de determinar el valor de las cosas.


Los investigadores vieron que la actividad en las dos regiones mencionadas era más alta en sujetos que tenían 12 opciones para escoger, y más baja en aquellos con seis o 24 elementos para elegir, tras presentarles conjuntos de imágenes de paisajes entre las que tenían que elegir una para imprimir en una taza.


Una máquina de imagen de resonancia magnética funcional (fMRI) registró la actividad en el cerebro y, como control, se les pidió que miraran las imágenes mientras tenía que decidir una computadora.


A medida que aumenta la cantidad de opciones, la recompensa potencial aumenta, pero también comienza a disminuir debido a la disminución de la rentabilidad: "La idea es que elegir la mejor opción de 12 es probablemente bastante buena, mientras que el salto a la mejor de los 24 no es una gran mejora", ha considerado Camerer.


IDEAL DE OPCIONES


Camerer ha observado que 12 no es un "número mágico", sino un elemento experimental, y ha estimado que el número ideal de opciones para una persona es probablemente entre 8 y 15, dependiendo de la recompensa percibida, la dificultad de evaluar las opciones y las características individuales de la persona.


"Las personas tienden a sentirse más libres, como si tuvieran más control sobre sus vidas, cuando tienen más opciones para elegir. Esencialmente, nuestros ojos son más grandes que nuestros estómagos", ha concluido.


La investigación futura en esta área podría explorar e intentar cuantificar los costes mentales de tomar una decisión. "¿Qué es el esfuerzo mental? Qué cuesta el pensamiento? se comprende mal", han asegurado.



Han participado en el estudio las investigadora de la UPF Rosemarie Nagel (Icrea) y Elena Reutskaja; el del Hertie Institute for Clinical Brain Research de Grüneburgweg (Alemania) Axel Lindner y el del T&C Brain-Machine Interface Center de Caltech Richard A. Andersen.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH