Las empresas que se fueron de Catalunya no piensan en volver

|

Empresa


No hay intención de volver. Así de contundentes se muestran los empresarios que decidieron trasladar su sede fiscal fuera de Catalunya tras el referéndum ilegal del 1-O. Pese a que aseguran que "es la región en la que más estamos creciendo", la sombra del independentismo hace temer que la situación pueda cambiar.


Caixabank y sabadell, dos de los grandes bancos catalanes, lo han reiterado en diversas ocasiones en las últimas semanas. El riesgo sigue existiendo y desconcierta a los inversores que les piden tener su sede fiscal en un lugar más seguro.


Las familias de las grandes firmas catalanas y las compañías de aquí que decidieron irse prefieren mantenert su dinero en el extranjero, muchos de ellos prefieren trasladar sus cuentas a Madrid y a paraisos fiscales como Luzemburgo.


Las empresas aseguran que la "desbandada" posterior al 1-O y a la declaración unilateral de independencia de Puigdemont ya ha frenado, pero los clientes de la banca privada siguen insistiendo a las empresas que se trasladen fuera de Catalunya.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH