viernes, 13 de diciembre de 2019

​Un exdirigente de Caixa Catalunya justifica subir sueldos a la dirección ante la crisis

|

Juicio caixa catalunya


El exvicepresidente segundo de Caixa Catalunya Antonio Llardén, que fue consejero de 2004 a 2010, ha declarado como acusado en el juicio por los sueldos presuntamente desproporcionados de la entidad y ha justificado la subida salarial a directivos para mantener una dirección "potente" que afrontara la crisis económica y la fusión con Caixa Manresa y Caixa Tarragona.


Al declarar este miércoles en la Sección 8 de la Audiencia de Barcelona, ha dicho que la decisión del consejo de administración del 19 de enero de 2010 -única decisión por la que él está acusado- que subió al salario fijo y variable del exdirector Adolf Todó del 35 al 50% y al exdirector adjunto Jaume Massana del 35 al 45% fue "razonada y no arbitraria".


Ha detallado que se hizo en base a un informe de la consultora Hay Group que se usó como "un informe de referencia de reconocido prestigio que dejaba muy claro el análisis": fijaba la mediana de la retribución a la alta dirección del sector financiero (bancos y cajas) en 800.000 euros para 2010, y en base a estas cifras se determinó subir paulatinamente los sueldos de los directivos de Caixa Catalunya.


Llardén, actual presidente ejecutivo de Enagás, ha precisado que, si el informe de Hay Group hubiera fijado otro criterio salarial para el equipo directivo, se hubiera seguido: "No estábamos emitiendo una opinión personal".


Al preguntarle el fiscal Fernando Maldonado por qué se subieron sueldos en un contexto complicado para la entidad, cuando el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) estaba a punto de aportar 1.250 millones de euros, ha respondido que precisamente se hizo para "mantener al timón un equipo directivo potente" que pudiera afrontar la fusión y la crisis económica.


El exconsejero, que también formaba parte de la comisión de retribuciones, ha contestado al fiscal que la principal idea del consejo de administración de la entidad en 2010 era salir de "una situación difícil", al encontrarse en medio de una crisis económica terrible para todos, no solo para Caixa Catalunya, y que preveía poder retornar al Frob el préstamo de 1.250 millones, aunque finalmente no fue así.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH