El Gobierno renuncia a reformar el delito de rebelión para contentar al independentismo

|

u00e1balos


El ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, se ha mostrado contrario este lunes a iniciar una reforma del Código Penal para adecuar el delito de rebelión a los tiempos actuales porque podría "contaminar" el proceso judicial abierto contra los dirigentes del proceso soberanista.


En rueda de prensa con motivo de la reunión de la Ejecutiva Federal del PSOE, Ábalos ha opinado que esa propuesta, defendida por Pedro Sánchez en la oposición, tiene todo el sentido debido al debate existente sobre si puede o no haber delito de rebelión sin violencia armada.


Pero ha advertido de que en el contexto actual, con el proceso judicial del proceso independentista en marcha, esa iniciativa "no cabe" iniciarla ahora.


En mayo pasado, la planteó el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, cuando entonces era sólo el líder de la oposición, porque en ese momento ya había una discusión en torno a si los sucesos en Catalunya del año pasado correspondían a un delito de rebelión o sedición.


Fue en esas fechas cuando Sánchez, en una entrevista en televisión, reconoció que, a su entender, en Catalunya se había producido un delito de rebelión aun cuando no hubo un levantamiento armado.


Precisamente Sánchez defendió adecuar el delito de rebelión a los tiempos que corren porque tal y como está tipificado en la actualidad aparece excesivamente vinculado a que se produzca un alzamiento de tipo militar.


"Por eso lo planteamos, para intentar superar esa polémica" sobre si puede haber rebelión sin levantamiento en armas, ha explicado Ábalos, que ha precisado que los socialistas, cuando lanzaron esta idea, "nunca" llegaron a hablar de "penas".


Y aunque el debate sigue hoy siendo pertinente, el PSOE considera que no puede hacer una propuesta legislativa en este sentido "en paralelo" al proceso judicial en marcha, porque lo "contaminaría".


"Vamos a ver cómo concluye (el proceso judicial) y qué enseñanzas cabe sacar de ese proceso", ha zanjado.


De hecho, ha afirmado que tanto él como Sánchez, en sus intervenciones como líderes del PSOE en la oposición, solían hablar indistintamente de rebelión y sedición para evitar inclinarse hacia un lado u otro y dejar que sea la justicia la que determine qué delitos se cometieron en Catalunya en el desarrollo del plan para declarar la independencia.


UNA REFORMA QUE SE HA IDO ALEJANDO


Al poco de llegar al Gobierno, la ministra de Justicia, Dolores Delgado, confirmó en sede parlamentaria que el Ejecutivo Sánchez mantenía la intención de cambiar el delito de rebelión para adaptarlo a las "nuevas situaciones" y "actores".


No obstante, resaltó que esta reforma requería un "debate sosegado" donde se alcance el "máximo de los consensos" para afrontar las "nuevas situaciones, incluso nuevos actores" que pueden aparecer en relación al delito de rebelión.


Un mes después, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, señalaba en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "no procede ni está decidido" proyecto alguno para modificar el delito de rebelión.


Ábalos ha puesto hoy fecha a la propuesta: en ningún caso antes de que se dicte sentencia en el caso del proceso soberanismo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH