​Consejeros que se abstuvieron a la subida de sueldos creen que Caixa Catalunya era sólida

|

Juicio caixa catalunya


Exconsejeros de Caixa Catalunya que se abstuvieron a las subidas de sueldos de directivos han declarado este martes en calidad de testigos, en el juicio en la Audiencia de Barcelona, que la entidad financiera era sólida en 2010 y que el préstamo del Frob concedido el mismo año estaba destinado a la fusión con las caja de ahorros de Tarragona y de Manresa.


El exconsejero Josep Alonso, que asistía a las reuniones como representante de los trabajadores, ha recordado que en una primera votación del consejo de administración en enero de 2010 se abstuvo sobre posibles incrementos salariales porque consideró que "no era el momento para revisar el sueldo" de los directivos, ya que era un periodo en el que se estaba negociando la fusión y, como consecuencia, se tenía que aprobar el ERE sobre los trabajadores.


Ha explicado, sin embargo, que no se posicionó en contra para ser coherente con un voto favorable que emitió en diciembre de 2008 para aprobar los contratos del exdirector general de Caixa Catalunya Adolf Todó y el exconsejero delegado Jaume Massana.


Sí votó en contra de las subidas en octubre de 2010, aunque ha explicado que la sensación en el consejo de administración ese año era que la situación de la entidad era buena a pesar del contexto de crisis económica y que el préstamo del Frob era consecuencia de la fusión de cajas: "Era 'conditio sine qua non'".


El exconsejero Jordi Andreu se abstuvo en octubre de 2010 ante la falta de consenso en el consejo, según ha dicho, y porque era "de los últimos" a los que asistía, aunque ha dicho no recordar por qué hubo debate.


El exconsejero Juan Arnal, que también se abstuvo en las votaciones, ha explicado que las subidas de sueldo se acordaron para que la retribución de la dirección estuviera al nivel del resto de entidades financieras, y ha recordado que en la reunión de consejo de octubre de 2010 no les dieron datos negativos, y que les explicaron que el Frob invirtió dinero en las tres cajas "para mejorar la fusión".


La exconsejera Montserrat Robusté ha recordado que se abstuvo en 2010 en las votaciones del consejo de administración para aprobar los incrementos salariales porque dejaba el cargo al cabo de poco tiempo y "era una decisión que debían tomar los que pasasen a formar parte del consejo", pero ha puntualizado que los indicadores de la entidad financiera eran correctos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH