​El año que pasará a la historia de Catalunya

|

Torra sánchez jardines moncloa reunión 09072018


El panorama político catalán y, por tanto, español, ha padecido profundos cambios en tan solo un año con motivo del procés. Desde que el 1 de octubre se realizó el referéndum ilegal sobre la independencia de Catalunya y posteriormente se aplicó por primera vez el artículo 155 de la Constitución, semana a semana ha habido nuevos episodios propios de un serial de televisión, con fugas y líderes políticos en prisión.


Las elecciones catalanas de diciembre de 2017 dieron también un resultado inédito: ganaba Ciudadanos, aunque también porque JxC y ERC decidieron esta vez no presentarse juntos.


Lograr tener un presidente de la Generalitat fue un juego de malabares hasta que finalmente se votó a Quim Torra en un cuarto intento de tener esta figura.


Por su parte, Pedro Sánchez había prometido que volvía a liderar el PSOE para echar al entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y así lo hizo en la moción de censura del 1 de junio.


Sánchez apostaba por el diálogo con Catalunya y no reeditar el 155, mientras que Partido Popular y Ciudadanos insisten en que este artículo sigue siendo necesario en Catalunya, donde consideran que prácticamente se ha dado un golpe de estado por parte de la cúpula soberanista.


El intento de Pedro Sánchez de aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) con el apoyo de ERC y JxC se desvanece tras la decisión de la Abogacía del Estado de pedir años de cárcel por sedición y malversación a los líderes soberanistas que se encuentran ya en prisión preventiva desde hace un año.


PUIGDEMONT


Por su parte, el expresidente Carles Puigdemont sigue la partida desde Bruselas. Huyó para no ser juzgado en España y no pudo ser reelegido presidente de la Generalitat. En el quién da más de cómo continuar el juego, sorprendió con la creación de una nueva plataforma, La Crida per la República, que se suma a una de las iniciativas soberanistas de crear foros y entidades que buscan fortalecer las tesis independentistas.


Mientras, en la ciudad de Barcelona aparecía también un nuevo protagonista: el ex primer ministro Manuel Valls, que busca arrebatarle la alcaldía a Ada Colau, una alcaldesa que ha perdido fuerza en Podem con la salida de Xavier Domènech.


En definitiva, un panorama político que poco tiene que ver con doce meses antes, con Puigdemont en Catalunya, Rajoy en Moncloa y la cúpula soberanista diseñando en la calle y los despachos una estrategia para lograr la independencia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH