miércoles, 16 de octubre de 2019

Dormir sólo seis horas aumenta el riesgo de deshidratación y de tener malestar al día siguiente

|

Cada vez más se destaca la importancia de dormir las horas necesarias. Según publica la revista especializada ‘Sleep’ (‘dormir’ en inglés), los adultos que duermen sólo seis horas por la noche en vez de ocho tienen mayor riesgo de padecer deshidratación y sentirse cansados al día siguiente.


Este hallazgo se refiere especialmente a quienes no se sienten bien tras haber dormido poco en la noche y recomiendan que tengan en cuenta que su malestar se puede contrarrestar también bebiendo más agua y no sólo durmiendo más.


Dormirpoco


Los investigadores observaron cómo el sueño afectaba el estado de hidratación y el riesgo de deshidratación en adultos estadounidenses y chinos. En ambas poblaciones, los adultos que informaron haber dormido seis horas tenían una orina significativamente más concentrada y entre un 16% y un 59% más probabilidades de estar inadecuadamente hidratados en comparación con los adultos que dormían ocho horas de forma regular durante la noche.


Durante todo el día y mas rápidamente en las horas de sueño el cuerpo libera una hormona llamada vasopresina para ayudar a regular el estado de hidratación del cuerpo, que es en lo que se enfocaron los investigadores para este estudio obervacional.


“Si te estas despertado antes podrías perder esa ventana en la que se libera más hormona, lo que causa una interrupción en la hidratación del cuerpo”, explica el autor principal del estudio, el profesor Asher Rosinger de la Universidad Estatal de Pensilvania.

relacionada Una vida estresante puede provocar pérdida de memoria y atrofia cerebral
relacionada Dormir ocho horas al día es fundamental para "reiniciar" el cerebro

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH