El Eurogrupo buscará una posición conjunta de condena contra Venezuela y Nicaragua

|

EuropeanCommissionEuropa


Los ministros de Asuntos Exteriores de los 28 abordarán este lunes los esfuerzos de la UE para contribuir a una salida a la crisis en Venezuela tras la decisión de la UE de boicotear la toma de posesión del presidente, Nicolás Maduro, y también enviarán un mensaje al Gobierno nicaragüense de Daniel Ortega para dejarle claro que explorarán sanciones si la crisis en el país no se soluciona.


Un alto diplomático europeo ha descartado "ningún impacto" negativo en los esfuerzos del bloque de iniciar este grupo de contacto, que se quiere que esté en marcha en febrero, por su boicot a la toma de posesión del segundo mandato presidencial de Maduro, el pasado 10 de enero.


España, Grecia y Portugal, han reconocido varias fuentes diplomáticas, "consideraron enviar representación por debajo de embajador" en la investidura de Maduro pero después de consultas internas, que se mantuvieron "hasta el último momento" y "al máximo nivel ", el bloque" decidió unánimemente no ir ", tal y como defendió el servicio diplomático europeo que dirige Federica Mogherini, apoyó" la mayoría ", y alegó que Maduro se impuso en unas elecciones que "no fueron ni justas ni creíbles". "Deberíamos estado en mala compañía si hubiéramos ido", indicó un alto cargo europeo.


La UE mantiene "los canales de comunicación" abiertos con los dos bloques y descarta tomar la decisión de países como Colombia o Perú de vetar la entrada a sus países de altos cargos venezolanos por no cerrarse "las puertas" a la interlocución y "no entra en el reconocimiento" o no del Gobierno de Maduro a pesar de que "no tiene la legitimidad democrática" y sigue aspirando a una solución que permita "nuevas elecciones, que sean democráticas de verdad, en las que pueda participar la oposición".


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró sin embargo el pasado miércoles en la Eurocámara que España no ha "reconocido en absoluto el régimen de Maduro". "La prueba está en el hecho de que no hemos estado presentes en la toma de posesión", alegó.


"Después de los últimos acontecimientos en Venezuela lo que será importante es conservar la unidad europea (...) Existen fracturas en la Unión Europea entre los que son más blandos y los que quieren una posición más dura", reconoció un diplomático europeo, que ha puesto en valor que "ningún europeo" estuviera en la toma de posesión de Maduro.


El objetivo del blog es iniciar "dentro de un mes" un grupo de contacto internacional sobre Venezuela, con países de la región y del bloque europeo, para tratar de "crear las condiciones para un verdadero diálogo entre la oposición y el régimen de Maduro "y para ello se debate con países como Colombia, Brasil y México, entre otros, mientras que por parte del lado europeo han mostrado interés en participar España, Portugal, Grecia, Italia, Francia y Alemania, entre otros.


Cuba y Estados Unidos se han descartado por su excesiva simpatía por el régimen y la oposición, respectivamente. "Es un grupo de contacto internacional para Venezuela. No es un grupo de contacto internacional contra Maduro. Es para ver si uno puede contribuir a crear las condiciones favorables para un proceso de reconciliación entre el Gobierno venezolano y la oposición", ha precisado, y recalcó que no habrá representación ni del Gobierno venezolano ni de la oposición.


"Sabemos que la situación ahora no se presenta propicia para un diálogo", admitió un alto cargo europeo, que insiste en que el grupo de contacto planteado por la UE "no es una iniciativa de mediación" sino que quiere implicar varios socios de Venezuela , incluso socios que son más cercanos al régimen de Maduro" por "abrir pistas que puedan llevar a un diálogo nacional" aunque admiten que "hasta ahora" el bloque no ha recibido ninguna indicación de Caracas sobre si consideraría útil la iniciativa europea .


El Gobierno español pide celeridad en el inicio del grupo de contacto ante la necesidad de evitar que la situación degenere sobre el terreno y se llegue incluso a "una guerra civil".


El bloque ya avisó que "la UE seguirá vigilando de cerca la evolución sobre el terreno y estará dispuesta a reaccionar con medidas adecuadas a decisiones y acciones que perjudiquen aún más las instituciones y principios democráticos, el estado de derecho y los derechos humanos" en un texto pactado el pasado 10 de enero.


ADVERTENCIA A NICARAGUA


Los 28 también lanzarán una amenaza al Gobierno de Daniel Ortega para advertirle de que considerarán la posibilidad de imponer sanciones por la crisis en Nicaragua, si la situación no mejora en unas conclusiones que aprobarán sobre Nicaragua, ya consensuadas.


"Si la cosa sigue deteriorándose, consideraremos activamente utilizar todos los instrumentos que tenemos a mano. Esto podría incluir en el futuro algún tipo de medidas restrictivas", adelantó un alto cargo europeo. "Quizás más adelante si esto no mejora hay que utilizar todos los instrumentos políticos", explican fuentes diplomáticas.


En todo caso, los 28 deberían discutir primero "qué tipo de medidas" se podrían adoptar --fonts diplomáticas han recordado que en el caso de Venezuela se comenzó con un embargo de armas y de equipos para la represión y una base jurídica para poder sancionar después los responsables de la misma-- y después analizar "la oportunidad política".


El bloque pide "acabar con la represión" y la vuelta a "un diálogo nacional". También reclama al Gobierno de Ortega que permita la vuelta de la misión de investigación de la ONU para investigar la represión "desproporcionada" y deje de ilegalizar ONGs y que promueva "reformas electorales que permitan elecciones creíbles en el país".


Los 28 también prepararán la reunión ministerial con sus socios de la Liga Árabe el 04 de febrero en Bruselas y la cumbre que acogerá Sharm el Sheij los días 24 y 25 de este mes, en la que ambas partes tratarán de aproximar posturas sobre las crisis en Siria, Yemen y Oriente Próximo.


SANCIONES CONTRA EL ENTORNO DE AL ASAD


Los jefes de la diplomacia europea aprobarán sanciones contra nueve personas y una entidad por su implicación en ataques químicos. Se trata de cuatro rusos -incluidos los dos presuntos responsables de cometer el ataque con un agente nervioso en Salisbury, Alexander Petrov y Ruslan Boshirov-- y cinco sirios, según han avanzado fuentes diplomáticas.


También impondrán sanciones contra once empresarios sirios y cinco empresas que se benefician del régimen de Bashar al Assad, han avanzado fuentes europeas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH