Los restauradores critican la gestión de las terrazas en Ciutat Vella

|

Restauradores han criticado este miércoles la gestión de la concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, de las terrazas en el distrito, mientras que ella ha defendido su actuación ante representantes del sector durante la comisión de seguimiento de la aplicación de la Ordenanza de Terrazas en el distrito.


Pin ha destacado que Ciutat Vella es el distrito con más licencias y más mesas por licencia y que han trabajado para que haya un equilibrio en el espacio público, y ha señalado: "Veníamos de un 'dejar hacer' que hizo creer que se podían hacer cosas que las ordenanzas no permiten".


La concejal ha defendido que la norma no se aplica con arbitrariedad, sino con discrecionalidad, y ha destacado que se han introducido cambios en las tramitaciones para poder tener audiencia y que la aplicación de la norma va acompañada de un plan de inspecciones, porque debe darse cumplimiento a normas de rango superior, como las que garantizan la accesibilidad.


El director general del Gremi de Restauració, Roger Pallarols, ha asegurado que en 2018 se produjeron decenas de reducciones de licencias de terrazas, y ha asegurado que existe una "persecución de terrazas en el distrito de Ciutat Vella que la concejal se ha entestado en negar", y le ha pedido a Pin redirigir la situación o dejar paso a otra persona capaz de hacerlo.


Ha alertado de un "estado de asedio o estado de excepción impuesto para las terrazas de Ciutat Vella porque se aplican criterios distintos que en el resto de la ciudad, según él, y ha defendido que todavía hay tiempo de rectificar por parte del Gobierno municipal, al que ha acusado de protagonizar un juicio sumarísimo abusando del poder que le ha otorgado el pueblo, ante lo que Pin le ha invitado a, si cree que están abusando con una aplicación arbitraria, les lleve a los juzgados.


Pu00ecn terrazas ciutat vella


ACCESIBILIDAD DE DISCAPACITADOS


El gerente del Institut Municipal de Persones amb Discapacitat (Impd), Ramon Lamiel, ha destacado la importancia de las líneas de fachada para las personas con dificultades visuales -algo que ha explicado narrando el encuentro con una mujer ciega este mismo miércoles-, por lo que las terrazas colocadas junto a las fachadas pueden complicar la autonomía de estas personas,

La mayoría de restauradores presentes en la comisión han respondido que todos quieren asegurar la accesibilidad de todos los colectivos y, desde Catalunya Camina, Ole Thorson ha criticado que las sillas van invadiendo el espacio de los peatones.


Desde Born Comerç, Juan Carlos Arriaga ha acusado al Ayuntamiento de no querer escuchar y ha lamentado que vea que la actividad es contraria a la convivencia, y ha preguntado: "¿De qué servirá un barrio sin vida de barrio?", tras lo que el restaurador en la zona Crhistian Rubio ha recordado que han contratado en el Born seguridad privada para evitar la presencia de lateros y la inseguridad.


La jurista Isabel Monforte ha resaltado que la discrecionalidad a la hora de aplicar normas como esta requieren una justificación y una motivación de la decisión, que debe estar orientada al fin que persigue la norma: "Si la decisión no está motivada y fundamentada, se convierte en arbitraria".


También han intervenido la jurista Leyla Escudero; los restauradores Josep Maria Nebot, Erica Fiore, Raquel Molina y Sergi Ferrer -que ha lamentado la presencia de manteros en el paseo Joan de Borbó-, y el vecino Pep Miró, que ha criticado que a menudo los ruidos por las terrazas se alargan demasiado en la noche y que también le entran olores en su vivienda.


GRUPOS DE LA OPOSICIÓN


La concejal del PDeCAT Sònia Recasens ha dicho que los restauradores han constatado que "hay una fractura absoluta" entre el sector y el Ayuntamiento y ha pedido retomar redirigir la situación, tras lo que Koldo Blanco (Cs) ha sostenido que se han tomado decisiones sin la motivación suficiente y sin el diálogo suficiente.


La republicana Trini Capdevila ha defendido que se deben repensar los espacios pero desde el diálogo y tratando de alcanzar acuerdos, tras lo que el socialista Daniel Mòdol ha criticado la gestión de Pin y ha pedido "coherencia", porque a las terrazas se exigen unos niveles de accesibilidad que no se han asegurado en intervenciones públicas en el mismo distrito, según él.


Javier Mulleras (PP) ha acusado al Gobierno municipal de ser prepotente y ha dicho que los restauradores de la comisión han representado "la Barcelona que propone frente a la Barcelona que prohíbe" e impone, y el concejal no adscrito Joan Josep Puigcorbé ha dicho que este sector no debe sentirse criminalizado, mientras que la CUP se ha tenido que ausentar de la comisión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH