La Caixa forma como auxiliares de cocina a una veintena de personas en riesgo de exclusión

|

El programa Incorpora de La Caixa y la Escuela de Cocina de Villa Retiro han clausurado este martes un curso de formación de 'Auxiliar de cocina y restauración' en el que han participado 19 personas en riesgo de exclusión social.


Lacaixa curso auxiliar cocina


El acto ha sido conducido por el director del Área de integración sociolaboral de la Fundación Bancaria La Caixa, Jaume Farré; la directora de la Escuela de Cocina de Villa Retiro, Imma Estivil, y el propietario de Villa Retiro y del Xerta Restaurant, el chef con dos estrellas Michelin Fran Pérez.


Se trata de la segunda edición de este curso de formación de 280 horas que pretende "dar un empujón a los alumnos" en su inserción en el mundo laboral y que como novedad este año, además de impartirse en las cocinas del restaurante Villa Retiro de Xerta (Tarragona) también se realiza en el Xerta Restaurant del Hotel Ohla Eixample en Barcelona, ambos establecimientos dirigidos por Pérez y galardonados con el reconocimiento internacional en 2008 y en 2016.


Los alumnos que conforman el grupo proceden de entidades sociales vinculadas al programa Incorpora --que el año pasado ayudó a más de 10.000 personas en situación de vulnerabilidad a encontrar trabajo-- y el curso se desarrolla mediante clases prácticas durante las que se aprenden "distintas técnicas de cocina", y que se combinan con clases teóricas donde se trabaja la gestión de conflictos y el trabajo en equipo, según ha explicado la directora de la escuela.


Asimismo, Estivil ha destacado que una gran parte de las horas del curso son prácticas y se desarrollan en las cocinas, hecho que permite que los alumnos puedan "acreditar aptitudes concretas", como el conocimiento de recetas y técnicas de cocina, en el momento de buscar trabajo.


CONOCER LAS HABILIDADES PERSONALES


Desde la Escuela se ha señalado que la importancia del curso reside en el "desarrollo de las habilidades personales" para garantizar la futura estabilidad de los alumnos en cualquier empresa, aunque no esté vinculada a la gastronomía, y para ello se ha realizado un acompañamiento continuo mediante sesiones individuales de coaching.


Es el caso de Tomás, que ha cursado su formación en las cocinas del Villa Retiro durante las últimas semanas tras abandonar una carrera universitaria en Barcelona y que considera que la experiencia le ha ayudado a "conocerse a sí mismo" y le ha brindado un empujón para retomar sus estudios, aunque lejos de los fogones.


Por otro lado Ikram, también estudiante en el Villa Retiro, considera que este curso le ha "reafirmado la pasión" por la cocina y las ganas de seguir aprendiendo para llegar a convertirse en chef algún día.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH