domingo, 18 de agosto de 2019

Jané abandonó el Govern por miedo a la celebración de un referéndum ilegal

|

El exconseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha reconocido durante su declaración ante la sala que juzga el procés independentista en el Tribunal Supremo que una de las circunstancias que motivaron su salida del Govern presidido por Carles Puigdemont en julio de 2017 fue la posibilidad de que "en el futuro pudiera no darse un consenso de acuerdo", respecto a la consecución de una solución pactada al conflicto político en Catalunya.


Jordi janu00e9 imagen juicio


Sin embargo, Jané ha dicho durante el turno de preguntas del abogado Juan Cremades, que representa a la acusación popular ejercida por Vox, que su abandono del cargo no tuvo algo que ver con la celebración del referéndum independentista.


El exconseller ha vinculado su salida a un "cúmulo de circunstancias" entre las que ha citado la enorme entrega que exigía el cargo, la celebración el 10 de julio de la Junta de Seguridad en Catalunya --un empeño personal que dio por cumplido-- y la dimisión del conseller Jordi Baiget, que "abrió una posibilidad de cambio en el Govern".


Hasta ese momento, según ha explicado Jané, siempre se defendió en el seno del Govern "la vía del acuerdo para encontrar una solución pactada", a lo que se une que él, personalmente, siembre había defendido, y lo sigue haciendo, "la necesidad del diálogo y el acuerdo para encontrar soluciones".


Ante la insistencia del letrado de Vox, el exconseller ha subrayado: "No hubo cambio de criterio" ese verano en el Govern de Catalunya, "hubo la salida de un conseller, la sensación de que podía producirse cambio de gobierno y consideré oportuno plantear mi voluntad de no continuar en el mismo".


EL PAPEL DE LOS MOSSOS


Preguntado por si hasta la fecha de su dimisión se había planteado qué papel podrían jugar los Mossos d'Esquadra en un hipotético referéndum de independencia, Jané ha incidido en que durante su mandato en Interior el papel de los agentes autonómicos siempre ha sido el mismo: cumplir la ley y hacerla cumplir siempre y preservar la seguridad de la ciudadanía.


"¿Trasladó esta idea al resto del Govern?", ha insistido el abogado Cremades, a lo que Jané ha manifestado que en todo momento tanto el expresidente catalán Carles Puigdemont como el exvicepresidente Oriol Junqueras --para quien se piden 25 años de cárcel en este procedimiento-- "siempre respetaron que el cuerpo de Mossos está para cumplir la ley y hacerla cumplir".


En su turno, el fiscal Jaime Moreno se ha interesado por conocer si Jané fue cesado o dimitió, a lo que el exmandatario ha respondido que el cese fue por su decisión de "no continuar". "Si se da una situación de no acuerdo, habiendo cumplido mis objetivos yo defendía no continuar", ha insistido el testigo, para añadir que siempre pensó que se llegaría a algún tipo de solución acordada con el Estado "aunque hubiera un cambio de calendario o de formas".


Especialmente incisiva ha sido la abogada del Estado, Rosa María Seoane, que ha cuestionado al testigo sobre si consideraba que la presentación de la pregunta y fecha para el referéndum el 9 de junio, o la del borrador de la Ley de Referéndum del 4 de julio hacían albergar expectativas de una solución pactada. Jané le ha respondido que "a veces se hacen presentaciones sin valor jurídico en el marco de una búsqueda de futuros acuerdos".


También ha reconocido a preguntas de la representante de los Servicios Jurídicos del Estado que no es habitual que desde la dirección de los Mossos se le comunicaran órdenes judiciales y cómo se iba a proceder, porque en este caso la dependencia funcional de los agentes es respecto de los jueces, tribunales y el Ministerio Fiscal.


Durante el turno de las defensas, el abogado Javier Melero, que defiende al sucesor de Jané en el cargo, Joaquim Forn, se ha interesado por el expediente de compra de armas largas que realizó la Generalitat en octubre de 2016, bajo el mandato del testigo.


Jané le ha respondido que desde el Ministerio del Interior se informó favorablemente a su petición y que estas armas son necesarias para la lucha antiterrorista, como ocurrió en el caso del ataque islamista en Cambrils (Tarragona). Por su parte, Marchena ha calificado de improcedentes otras preguntas del abogado referidas a si Jané conocía a qué corriente ideológica pertenecía Forn dentro de Convergència.


"Eso es una pregunta 'per saltum'. Otra por favor", le ha señalado el magistrado, que también ha cortado el segundo intento del letrado para formular la misma cuestión con otro enunciado. "¿Tampoco cuela?", ha espetado el abogado, pasando a renunciar definitivamente a la cuestión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH