Los padres españoles, preocupados por la comida desequilibrada de los menús escolares

|

El 94 por ciento de los padres españoles cree que la alimentación en los comedores escolares necesita mejorar, y nueve de cada diez piden que se incluyan más piezas de frutas en estos espacios, según el estudio 'Valoración de los padres sobre la alimentación escolar en España', realizado por Kantar para Plátano de Canarias con una encuesta entre 2.000 padres.


Comedores escolares alimentaciu00f3n


"Hay unos factores de riesgo preocupantes de sobre peso y obesidad infantil en España, mucho mayores que en los países de nuestro entorno. Además, esto coincide con un descenso paulatino en el consumo de frutas, aunque no de plátanos. El 40 por ciento de los niños comen en comedores escolares, lo que les convierte en un pilar fundamental en la creación de hábitos", ha explicado el director de Marketing de Plátano de Canarias, Sergio Cáceres.


Las principales críticas de los padres al menú escolar se dirigen a incluir una mayor presencia de vegetales y frutas de temporada con buen sabor (56%), reducción de ingredientes grasos (46%) y de los azúcares (40%). En cuanto a la información que incorporan los menús escolares, aunque el 88 por ciento de los padres confirma que incluyen el listado de los platos que van a comer cada día, tan solo un 24 por ciento afirma que incluyen información sobre la calidad u origen de los ingredientes, mismo porcentaje que se aplica a los menús escolares que recogen información sobre las cantidades de cada ración.


A pesar del bajo porcentaje de menús con información sobre calidad u origen de los alimentos, este es el requisito más importante con el que debe contar un comedor escolar para la mayoría de los padres, con un 42 por ciento, seguido de cerca por la variedad del menú (37%). A distancia se encuentran factores como el precio del comedor (6%), contar con un personal para ayudar a que los niños coman toda la comida, el sabor de los alimentos y el horario de las comidas (los tres con un 5%).


Por otra parte, la encuesta revela que tan solo el 12 por ciento de los padres valora el colegio de sus hijos en función del comedor escolar, y un 38 por ciento confiesa que es un criterio que no influye en absoluto en su decisión. "Esto no va de obligar ni castigar al niño con fruta. El comedor escolar debe elaborar la comida saludable de forma apetitosa y atractiva. Esto es fundamental para combatir la epidemia de ultraprocesados", ha señalado el nutricionista Carlos Ríos, creador del movimiento 'realfooding' (comida real).


El 90 por ciento de los padres considera, además, que comer frutas con buen sabor ayuda a que los niños adquieran el hábito de incluirlas en su día a día. Así, el 82 por ciento asegura que estaría dispuesto a pagar un poco más por el menú escolar con la condición de que sus hijos coman frutas con mejor sabor y de calidad en el colegio.


En este punto, Ríos ha insistido en que el "cambio" hacia una alimentación más saludable "empieza con la concienciación". "Se consigue cambiar gracias a la motivación de los padres. Hay que reeducar el paladar de los pequeños para que encuentren apetecibles los productos saludables, ya que no podemos competir con el sabor de los ultraprocesados", ha argumentado. Así, ha reclamado que se enseñe alimentación en los colegios, ya que "no solo es responsabilidad de las familias".


A la vista de los resultados, Plátano de Canarias ha lanzado una campaña de concienciación social unida a una iniciativa en Change.org, en la que reclaman una regulación en todas las comunidades autónomas que otorguen más protagonismo a las frutas y verduras en la alimentación escolar, se incorporen productos de cercanía y se indique a los padres la información sobre los valores nutricionales en todos los menús.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH