viernes, 13 de diciembre de 2019

La Cámara de Barcelona defiende que los beneficios del aeropuerto reviertan en los municipios cercanos al Prat

|

La Cámara de Barcelona ha defendido que el Aeropuerto de El Prat alcance los 90 millones de pasajeros en el año 2030, superando los 70 millones que prevé el plan director del aeropuerto y atendiendo a los ritmos reales de crecimiento de tráfico registrados, y pide que parte de los beneficios del ente público reviertan en los municipios próximos a la infraestructura.


Aeropuertos recurso



Esta es una de las conclusiones del informe presentado este jueves por el presidente de la Cámara de Barcelona, Miquel Valls, en la que ha sido su última rueda de prensa, y el director de los Estudios de Infraestructuras, Cristian Bardají.


La corporación ha resaltado que el incremento hasta los 90 millones de pasajeros obliga a acelerar el calendario de inversiones del plan director y buscar el consenso de los diferentes actores implicados.


Ha apostado por una estrategia de crecimiento sostenible del tráfico de aéreo y preservar el equilibrio territorial teniendo en cuenta el impacto acústico del aeropuerto y los usos del sol colindante, además de considerar el contexto del aeropuerto: elevada congestión del espacio aéreo europeo, estacionalidad y aumento de las operaciones de aeronaves de gran envergadura.


La Cámara de Barcelona ha sostenido que hay que fomentar la desestacionalización diaria y anual y mejorar los procedimientos operativos de la infraestructura, con medidas como por ejemplo aumentar los tipos de clasificación de las aeronaves -permitiría reducir la distancia entre ellas- y separarlos por tiempo y no distancia.


También ha propuesto adaptar la operativa de las pistas a la evolución del tráfico, que está recibiendo aviones cada vez más grandes con los vuelos intercontinentales, y ha apostado por el uso de la pista larga, tanto alargando la actual o separando aterrizajes y salidas en diferentes pistas.


El informe 'Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. ¿Un aeropuerto con capacidad para escoger 90 millones de pasajeros el año 2030?' resalta que el aumento del número de pasajeros conllevaría una mayor contaminación acústica, por lo que aboga por una nueva mesa de concertación territorial.


Bardají ha indicado que las diferentes configuraciones de pistas implicarían mayores niveles de ruido y se aumentarían los ciudadanos afectados: de las 4.199 personas afectadas por la operativa actual pasando por las 4.657 con el escenario de pistas segregadas hasta las 12.653 con el de pistas independientes.


No obstante, ha resaltado que estos niveles de afectación son considerablemente inferiores a los impactos que generan otros aeropuertos como el Schiphol de Amsterdam -62.000 ciudadanos expuestos-, Bruselas -70.000- y el Heathrow de Londres -707.60--, y por ello ha valorado que "se podría gestionar" también el escenario que provoca mayor contaminación acústica, el de las pistas independientes.


También se tendrían que abordar las limitaciones al crecimiento urbanístico del aeropuerto, puesto que aún quedan zonas que se pueden urbanizar en la zona de influencia del ruido de los aviones y que está rodeado de espacios naturales, que estarían afectados si se alargarán las pistas: "Se puede llegar al 2030 con 90 millones de pasajeros y preservando el entorno".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
AHORA EN LA PORTADA
ECONOMÍA
Leer edición en: CATALÀ | ENGLISH